miércoles, 5 de septiembre de 2007

Cosas de la vida.

Érase un escritor, novelista, poeta, dramaturgo, ensayista, pintor por el violín de Ingres y cantante de arias operísticas en sus minutos de euforia. Érase lo que se dice un artista, y dada su proyección y su manera de ser agreguemos además un intelectual.

Este escritor que es mi amigo casi desde que naci es invitado a dar una conferencia, un taller y no se que más en un evento en un país sudamericano. Se prepara con rigor y dedicación para su presentación, y no que me lo haya dicho, sino que lo conozco. Hace tiempo que apenas se de él.

Mi amigo es además una persona muy comedida y reservada, digamos que es lo que se suele decir una persona decente. Pero no puede escapar a la realidad más adversa que circunscribe a un cubano.

No mas termina su primera aparición publica y lo acosan a preguntas fuera del asunto que lo llevaba al evento. Si, ya sabemos, los cubanos están perseguidos por ese sino maldito que todo lo contamina, la adversidad sostenida y el hecho patético que un cuarto de su población, casi, haya abandonado su patria. Son demasiadas heridas, en demasiados lugares, y el dolor no siempre se encauza. Y todos estamos heridos. Y por si fuera poco, hay hasta quienes obtienen ganancias por ello.

Mi amigo parece ser, según refieren algunos medios digitales, dio una respuesta que no agradó, a los paparazos, ¡oh! perdón, a algunos de los periodistas que cubrían el evento.

Me conduelo con lo que ha sucedido, mi amigo ha sido llamado “ cara de palo” y mentiroso, y algunos epítetos y hasta consejos le han dado, -que a decir verdad no vienen al caso - no en el mismo debate, sino a posteriori en publicaciones digitales que se han hecho eco. Opté por mandar un comentario exigiendo respeto y no me lo publicaron.

Dicen que Aristóteles dijo que el hombre es un animal político… mi amigo lo expresó en su disertación, - refieren los cronistas- hubiera sido mejor haber dicho…. pienso que Aristóteles fue muy cortés; el hombre es un animal, y algunas veces, algunos, ejercen la política. Y algunas veces más o menos la política sucia, como en esta anécdota.
De ahí que cosas como estas, pasen.
Como si fuéramos payasos.

6 comentarios:

Osvaldo Cleger dijo...

y en que pais fue el show? si se puede saber... a tu amigo lo atacaron desde el lado izquierdo de la sala o del lado derecho?

Te pregunto porque alla en Suramerica las imagenes que existen sobre Cuba, entre ciertos sectores, son bien ridiculas...

Medea dijo...

Ya te conteste...quiero dejar esto sin mucho dato identificable asi a priori...jajajaja! ...

Anónimo dijo...

...de verdad es triste, pero también es parte de una imágen más amplia, y cuando aumentamos el lente nos damos cuenta de que no esencialmente ni triste ni alegre, ni bueno ni malo. Me da pena con tu amigo porque yo he conocido su compromiso sin intereses al arte de la escritura. Sin embargo, me pregunto cuánto lo que le sucedió a él no es más que una lección para todos nosotros..., para aprender que cuando tomamos posiciones siempre hay un precio que pagar, aunque sea el de la payasada.
la primi

Medea dijo...

Si miprimi, pero tengo miedo, mira, en "Las afinidades Electivas",Goethe dijo que "Hay situaciones en que llega a ser lo mismo el temor y la esperanza. El resultado es un extravio en la mas scura insensibilidad". Creo que desafortunadamente por ahi anda el asunto...

GaviotaZalas dijo...

TU HISTORIA ME INSPIRATO, ME HA HECHO RECORDAR UN VIEJA DEUDA CON UN AMIGO, ESCRIBIRE UN POEMA O UN RELATO CON SU NOMBRE. A EMILIO, será el titulo, gracias desde CUBADICE.

Medea dijo...

Emilio?.... tambien tengo un amigo escritor, filosofo...... y se llama Emilio.... sera el mismo?... ya he ido por tu blog y me gusta, adoro a mi pais... y tu tambien.

Eres muy inteligente... escribes desde ese humor que nos ayuda siempre... y con mucho amor y respeto tambien...

Gracias Gaviota...