domingo, 30 de septiembre de 2007

La historia de Cecilia Solás(13). Una blogonovela cubana.

Año 2002.

Capitulo 4. Trabajos de amor perdidos.

Cary lo recibió cerveza en mano, aspavientosa como era, solo para impresionar; atrás asomaba más sonriente aún su amiguísima Lisa. Cary le dijo pensé que los tres juntos nos íbamos a divertir más, además Lisa también va para allá pronto y ya los dejo conectaditos,

- Te perdono porque esto es una despedida, ¿no dijiste que venias ayer? sabes que no soy nada celosa, trágate la excusa, lo importante es que estas aquí, y terminó la frase con un beso sonado y pegajoso.

Raúl acostumbrado a las sorpresas de Cary, supo desde siempre que la despedida iba a ser desafiantemente caliente y tremolante, y esa sola idea hacia que todo él fuera un reguilete a merced del viento carísimo con la cabeza dando vueltas sobre el eje de su sexo tan arrogante.

Empezaron a tomar, sin prisa; y tragos van y tragos vienen, y prueba y dime que te parece; humos, inciensos, penumbras, sinsentidos, todo envuelto en una música apagada y sinuosa, en una fiesta de instintos, juegos y trampas. Las luces de las velas resaltaban las siluetas que afanosas prodigaban caricias y besaban con calma….

De pronto, no tan pronto, un saludo cual toque de diana.¡namaskar!, y reinó la oscuridad.
Las dos hembras, Raúl lo presiente se han entregado a un ritual de iniciación. Y vengan dos granos de incienso en una lámpara, y aceites en un cofre para frotarse desde los bordes de las uñas hasta el último resquicio de cuerpo, y empiecen a crecer picos, plumas, alas, que alzan el vuelo, y un ruido como de huracán, una sensación de ola gigantesca parece llegar de quién sabe dónde hasta embotarle los sentidos a Raúl que yace expectante.

En éxtasis, alargó una mano y palpó cabellos, ¿de Lisa?. Una caricia torpe descendió hasta el hombro, ¿de Cary?. Y una boca, ¿de Lisa?, llevo su dedo a su garganta, y un muslo, ¿de Cary?, rozó su rodilla, y gemido cual promesa, ¿cuál gime?, y dientes que muerden ¿cuál boca?, Raúl presiente aunque no en su carne, y unos labios empiezan a descender por su pecho y los labios se convierten en seno que salta a su rostro y se aprieta contra la cuenca del ojo que más miraba, parece que quisiera reventar el pezón, y rojos y violetas en la carne del párpado donde Lisa es Cary es Lisa, y lazos aferrando las aves, porque las dos damas se han trasmutado en pavorosas y exóticas aves danzantes y arremolinadas entre ellas plumas encauzan la raíz oscura del macho único hacia una canal hirviente.

Y venga un beso para la sal de las arenas, porque la danza se desborda de los cuerpos, el seno se hace vientre, el vientre se hace espalda, la espalda es redondez, es canal, otra canal, que desciende, golosa, que asalta, desplaza a la canal timorata que apenas roza, ¿Quién es quién se pregunta?, y logra que coincida la punta cabría con el ojo de agua de una de las aves, la raíz se sumerge hasta un fondo erizado de humores vivaces, y las plumas se tersan al máximo, parece, y la lengua de un pico fiero murmura entre el nacimiento de la raíz y el ojo de agua, también parece, y una cadera próxima, llega hasta el sitio más recóndito, a dejar la impronta de liebre, y lengua que se hunde, y dientes que roen, y piernas se entrelazan en brazos, y una mordida con suavidad de beso, y sentidos diluyéndose en el culto de los sentidos, en el rezo a las tres caras de un mismo dios, y la hembra golosa proclama que se acerca a la cima de su cima, que ya casi, pero no estalla, escurre el ojo de agua, ¿se le ha escapado la raíz?, ¿la lengua de pico fiero fue la culpable?, boca para otra boca, canal para otra canal, hembras abrazadas a él, disputándoselo, compartiéndoselo, compartiéndose. Raúl embriagado en su arrogancia de hombre codiciado atrapado en sus propias sensaciones y emociones se entrega aún con más fuerza a este frenesí sin importarle el precio ni el pedazo de su alma que ha puesto en juego. ¿Qué sientes Raúl?, ¿qué piensas?¡Di!

Y la punta cabría se lanza con desespero a disputar un ojo de agua cualquiera, no importa cuál, y da con picos enfurecidos, y la raíz oscura deja que en la noche de luces altas, su fruta se engendre en dos bocas, sea paladeada por dos lenguas, y no lo evita, que la raíz estalle en zumo, y un manantial de savia salta, y un pico desea solo para él la savia del mangle colorado, parece, y plumas se sublevan contra plumas, canal contra canal, hembras en espejo, feroces, y el deseo persiste en la punta cabría.

Ahora, ahora o nunca se dice, tienes que sumergir la raíz en algún ojo de agua, el más próximo, este mismo, y qué angosto el camino, y en el fondo un mismo hervor distinto, y las hembras aplauden con sus alas erguidas ¿en son de paz?, ¿de guerra? con delicadeza, con saña, quizás ternura del instinto o furor, y delante aparece la canal que primero supo de tu raíz oscura, canal que vibra sin alivio, sí, que venga hasta tu lengua quizás áspera, quizás ácida, y la canal vaporosa se abre ante tu rostro, y le colocas la impronta de liebre en el sitio que más reverbera, y ocurre una sacudida atronadora, y no entre tus labios, ha estallado la canal angosta, lo sabe tu raíz, y qué estremecimiento en las danzantes, solo la arena permanece impávida, y la punta cabría se escapa con lentitud, para no ir lejos, un pico la bebe, parece, y la conduce, parece, y la coloca en la canal que quemaba tu lengua, y el camino es el mismo, el fuego es nuevo, y la punta cabría se abre paso en el ojo de agua ancho, borboteante, que empieza a estallar lento y rotundo y leve y recio, y nuevo estremecimiento, y la punta más cabría que al principio, se desliza fuera de la canal, no, la canal ha hecho que se deslice, y silencio, silencio de hembras ovilladas, fetales, hijas de sí mismas, con los rostros coincidiendo en tu pecho, con alas quietas, con picos sosegados, con canales y ojos de agua que trozan apenas el instante, en seguida comienzan a recomponer sus plumas, se sacuden la arena, y tú acaricias un torso que fuga, unos brazos que encadenan, ¿y esta paz de los cuerpos?, ¿es extravío?, ¿qué es?

¡Estas molido!, piensa Raúl agotado y satisfecho en su instinto más animal.

Cary & Lisa, se sonríen, cómplices y suspiran al unísono quizás añorando al mangle rojo que ya no es mas que cola de perro asustado.

Raúl y estos trabajos ¿de amor? ¿perdidos? ¿para siempre?, y en su cara asoma una sensación de vacío sin remedio, pero el aún no lo sabe. (continuará)

23 comentarios:

yoyi dijo...

ay dió,he encontrado este blog asi que anadare por aqui muy a menudo un abrazo y felicidades por tu blog que me gusta mucho

Medea dijo...

Ay yoyi! cuanto me alegran tus palabras pues tus blogs estan requetebuenisimos!!!

A.T. dijo...

Lo he leido un poco rapidamente, pero por el momento me cuadra ser Raul... y a quien no?

General Electric dijo...

Estoy muy impresionado. Esto es lo mejor que has escrito hasta el momento... No lo quemes posteando otra cosa pronto... Danos tiempo a disfrutarlo. Mañana vengo a releerlo. Muy muy muy bien...

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Medea, se me levantó el telón de la suspicacia con tu entrega.
¡Apretate selena!.
Esto hay que leerlo con calma y decomponerlo para ir disfrutandolo mango a mango en rewind... "Step by step".
Un aplauso!


p.s. Oye, humm- humm, te iba a decir que cuando estrenes la blogonovela de Ceci, avisa, que seguro que estoy en primera fila.
;)

Medea dijo...

Agradezco los elogios, pero para ser completamente honesta esta historia esta inspirada en un cuento que es premio Juan Rulfo, me duele quitarles la ilusion, pero no puedo engannarlos, solo me corresponden en este caso por saber donde esta lo bueno e inspirarme en ello. Espero que no se sientan desfraudados por esto.

Para A.T, todos los hombres pueden ser un poco Raul, pero solo un poco. Ya veras porque te digo esto.

Medea dijo...

Para mis Aseres... ojala que algun dia se estrene la novela... se imaginan?, tremenda reunion de Aseres Blogueros para festejar el evento!!!!Gracias por las vibras...

Anónimo dijo...

Para LC, no se, no hay contrasenna, los comments son libres

parejanoverbal dijo...

que diferente el sexo con Carylisa...nada que ver con el tono (y mucho menos con el final) del sexo con Cecy...Con la primera se masturba, con estas otras, hace el amor, y hay un goce estatico, religioso que no esta en la relacion con Cecilia...

Medea dijo...

Me encanta lo que esta pasando con este post. Me han elogiado por el arte de escribir, o sea de hacer literatura y tuve que confesar que me inspire en un texto premiado. Ahora llega mi querido doctor pppsssicologo y retoma el aspecto del ser, de los seres envueltos en esta historia.

Si, es cierto, muy cierto y tomando en cuenta lo que he parendido leyendo en su muy necesario blog, tengo que coincidir en que esta relacion esta mas cerca del goce. Esto es una diversion, una fiesta. Con Cecilia es distinto. Si claro, asoma la veta " machista subdesarrollada" del hombre que a la esposa la tiene que dominar y ningunear pues solo asi se siente realizado, o lo que es lo mismo en otras palabras " seguro" en su matrimonio. No le echo a los hombres, ni a las mujeres, creo que es un asunto cultural. de falsa responsabilidad, de roles mal entendidos que se aceptan muchas veces en pos de una supuesta " estabilidad de la pareja". Mi doctor... no se me pierda... mire que usted le pone la nota sicologica a esta novela que tiene como principal onjetivo contarles una historia. Y si lo puedo hacer con arte, con literatura y con ingenio, cuanto mejor. Sino, la historia simple, tal y como es la vida misma. Mil gracias a todos. Me dan ganas de seguir. Pero dejare este post varios dias a peticion del publico. ;-)

Osvaldo Cleger dijo...

pues, Medea, sobre los antecedentes que señalas: la literatura es un constante juego de ecos... no hay nada negativo en que tu texto sea el eco de uno anterior... no hay practicamente un sólo ejemplo que no lo sea.

Medea dijo...

Si, el eterno retorno con el que comienza Kundera su novela magistral. Gracias Osvaldo, creeme puse mi granito de arena en esto, no es una copia burda... pero se respira el cuento original. Cuando lei ese cuento por primera vez lo que me vino a la cabeza fue una policromia, una danza de aves danzando fieras con plumas multicolores, el texto llevaba a la vision plastica. Despues le fui descubriendo matices... sensaciones... emociones... hasta llegar a la conviccion de la absoluta fidelidad del autor a la experiancia.

Al Godar dijo...

Medea:
¿Tienes ya una idea de cuántos capítulos faltan?
Quiero leerlo todo de una sola tirada.
He leído algunos fragmentos y me parece bueno...
Saludos,

Medea dijo...

AlGodar, la novela es larga; ellos llegan a "otro pais" y aqui comienzan una vida distinta, como si nada de lo que vivieron en la Ciudad del Mar le dejara experiencia valida.

parejanoverbal dijo...

Entonces, Raul tiene ese clasico sindrome masculino de la madre en casa, la puta en otro lugar y la intimidad en ningun lado?

Medea dijo...

Digamos que si, y digamos mas aun mi dear doctor, Raul mismo no sabe ni donde esta. Ay! que me descubro!

parejanoverbal dijo...

Bueno, es la clasica defensa (de 'mecanismo de defensa') emocional masculina, que es el secretismo, la compartimentalizacion, el nadie me conoce completamente, todo muy intimamente relacionado con el huir de la figura materna, que se siente como agente persecutor, y es por eso que la intimidad (la verdadera y psicologica intimidad) es tan temida por los ecobios sujetos, es asi como se protejen de la culpa y del ahogo maternal. Si ademas de esto le sumas el chiste y el intelecto...pues terminas con alguien inasible.

parejanoverbal dijo...

Y ya que hablamos de ello, por que no nos cuentas algo de las familias de origen de los implicados en esta historia? Podria ser, digamos, a traves de las despedidas, o es que solo se han de despedir de las amantes y las vecinas? Para entender a alguien, decimos nosotros, hay que saber de donde vienen, familiarmente hablando, que se jugo ahi en la relacion mama-bebe y, luego, que paso con la intervencion familiar del "tercero", el padre. Esas son relaciones que informan (en el sentido de inducir forma) la actuacion de cada persona, sobre todo en momentos de crisis (en el sentido fisico, no dramatico) y eso es lo que se aproxima, una crisis, con el salir hacia la Ciudad de las Falsas Palmaeras, que es a donde me imagino los llevaras.

Medea dijo...

Bueno, ellos viven en la Ciudad del Mar, y van a vivir en un principio en la Ciudad del Sol que es la mas importante... pero no se quedan ahi. Y claro tienen familia, muy disruptivas ambas... quizas por eso se han mantenido juntos a pesar de ser tan distintos. Ya veras.

Anónimo dijo...

oye, ¿puedes abundar más en cuáles partes están "más" inspiradas en el cuento premiado y cuáles no?
No es un problema de rastreo, sino de curiosidad intertextual.
De verdad que este fragmento está muy bueno...
la primi

Medea dijo...

La inspiracion en el cuento es directa... digamos que es una adaptacion del centro del cuento a la vida de Raul y Lisa&Cary, no hay intertextualidad propiamente dicho, sino apropiacion del contexto para mi propio escenario...

Anónimo dijo...

no sé bien cómo aplicar lo que me dices a lo que escribiste...pero está bien, ya me explicarás cuando estemos en los procesos de edición para la publicación de la primera blogonovela cubana -con posible traducciones a las lenguas orientales-.
LP

Al Godar dijo...

Medea:
Menea el lápiz y escríbenos algo!
Te queremos...