sábado, 8 de septiembre de 2007

La historia de Cecilia Solás(8). Una blogonovela cubana.

Año 2002
Capitulo 3.
Pa' que se entere La Vana

Raúl tomó a Ceci y la apretó contra él amorosamente.
- mi amor, ¿así que quieres un remedio?, se lo que te hace falta para que te calmes, Ceci mía, estás muy tensa, muy preocupada y eso no está bien mi amor… llevamos mucho tiempo juntos y nos conocemos bien, se que tienes miedo, pero quiero que estés tranquila, yo te amo con locura, con amor profundo y nunca, nunca habrá otra mujer, ni nada, ni evento en la vida, ni circunstancia que me haga dejar de amarte.

Raúl era sincero, al decirle estas cosas, en verdad la quería, aunque a veces, solo a veces la encontrara sosa, pero sabía que era una gran mujer, y además muy bella aunque nunca se lo dijera, por precaución, no fuera ser que se le maleara con tanto piropo.

Pero Ceci era una mujer naturalmente atractiva, con una buena figura esculpida aún más gracias a las cuatro millas que caminaba diariamente en ida y vuelta de la casa a la oficina, una piel tersa y envidiable, y unos ojos color miel, muy calidos y sobre todo, era una mujer cariñosa y devota; si, muy devota de su marido y de su familia, a la que se lo había apostado todo, aunque ella ni cuenta se diera.

Raúl entró un momento al apartamento y salió con dos copas y una botella. Todo acto de amor debe comenzar con un buen vino, entonces con un vino, de los viñedos de San Cristóbal, ya se sabe, una uva joven y poco domable que daba un tinto tragable al menos, sin mucho rigor, pero bueno para rebajar tensiones. No hay nada mejor que una copa de vino antes de hacer el amor, y dos después para volver a empezar.

Después de la primera copa, Ceci y Raúl se entregaron en cuerpo y alma a procurar una cura para el nerviosismo de ella, la tarde cayendo y una breve brisa eran los únicos testigos. No violemos esa intimidad tan maravillosa, no cometamos sacrilegio y menos aun “ voyeurismo”. Dejemos que Raúl y Ceci resuelvan a su modo este pasaje sin darle mucha literatura… ya todos sabemos más o menos lo que pasa en estos casos … las bocas se abren… casi todas… los cuerpos se funden… los flujos se entremezclan… los sudores y los olores se avivan … las caricias se expanden … las lenguas mudas y locuaces a la vez… las manos laboriosas… los brazos… un festín de todo los cuerpos.
Y asoman a veces frases en lenguas afines a los amantes… a Ceci le encantaba la onda francesa y en sus momentos de mayor placer y así con ese tono y énfasis de una mujer que esta entregada sin inhibiciones… le dijo al oído a su marido “élève-moi dans l’air de la lune / et brûlez-moi.” … frase que era equivalente en fuerza a “ za liubob da konza”, pero a Ceci no le gustaba el idioma ruso, vaya usted a saber porque. Esas extravagancias de Ceci le encantaban a Raúl y hasta lo excitaban su poquito, le daba un aire aristocrático y de highclass al asunto, decía y era lo que impedía que el epíteto de sosa fuera aplicado con todo rigor de su parte… no obstante. En ese sentido Raúl era muy injusto, mas adelante comprobaremos que todo no era mas que una cuestión de tesituras.

El tiempo casi detenido se recostó en la luna para contemplar rendido el espectáculo de la puesta de sol con sonatina de amor.

Raúl sabia que Ceci ya embriagada por tanto vino y tanto batuqueo idiomático y quiropráctico estaba lista para la etapa final y fue cuando le dijo en inglés como un aporte al futuro promisorio que se le avecinaba “ come and take me all under my skin”, Raúl sabia que ya todo estaba casi hecho… solo faltaba el golpe maestro…. Y se lo dijo en español; no, más aún, se lo dijo en cubano, idioma universal que se habla en todos los paises del mundo, para bien y para mal… “ Ceci mami, so puta, aguantate que la dosis que tengo pa’ti es ….” y no pudo acabar la frase… ¡aaaaahhh! Y ¡oh maravilla de la gracia divina!, Ceci al fin quedó regada abundantemente de la savia medicinal, de la sustancia inventada por Dios para quitarle el nerviosismo a todas las mujeres. No hay otra. Es la medicina ideal y total. Y si quieren les explico más.

Ya cuando habían terminado, Raúl la besó y le dijo “ y ahora a terminar la faena, limpia bien todo esto y trágate hasta la ultima gota”. Ceci lo miró con esa mirada devota de mujer enamorada y bien trabajada. Y Raúl se sintió una vez mas que como él no había otro en el mundo para su mujer y para el mundo.

Y aprovechó que ella estaba amorosa dedicada a la tarea encomendada, cuando cogiéndola cariñoso por el pelo le dijo… “ ¿qué?, ¿curada?, ¿eh?, ¿curadita mi niñita?, y y acto seguido y para rematar la buena acción y dejarlo todo en orden, prosiguió:

- Sabes Ceci… se me había olvidado … debo ir a Madruga por tres días, dice mi padrino que no puedo alzar vuelo sin recibir unas bendiciones… tengo que darle de comer a Orula y hacerme un resguardo que nos proteja a los tres. Y mientras antes vaya mejor.

- Raulí, con los santos no se juega… mañana mismo si puedes vete, no te preocupes, yo me encargo de sacar los pasajes y de lo que haga falta… me siento tan serena, tan tranquila…. eres mi rey, Rauli, mi sol, te adoro.

La felicidad, esa ave sin plumas, al fin se había posado en la terraza, al menos esa tarde de amores, placeres y mentiras, quién sabe hasta cuando (continuará)

8 comentarios:

NG la Banda dijo...

Apretaste Selena!...perdon Medea.

Medea dijo...

bueno, como que que de que? my dear ...

General Electric dijo...

Sabrosura, sabrosura contigo: dímelo en polaco, mamita, pa' que la freonina se me altere y el tibioducto se me ponga a vibrar.

De pronto pensé que le iba a dejar caer las 600 libras arriba al Narrador y aplastarlo como a una cucaracha, por bofe, cuando me metio aquello de "Dejemos que Raúl y Ceci resuelvan a su modo este pasaje..." ¿Pero cómo que me vas a censurar la escena, so gil? Pero no... la vocecita discreta apenas nos corrio una cortina de mosquitero, por detrás de la cual todo el vecindario se pudo echar to'el plei: y to el mundo vio to los flujos y la fundición andando... Suave y lírico, freaky y discreto. Se pudo ver sugerido hasta cuando el tipo se abrochó la portañuela y la Ceci se quedó enredada entre las sábanas con medio seno colgando.

quiero más, vengo por más y pronto. Ténmelo listo :))

(me pongo muy exigente, verdad?)

Medea dijo...

ay mi frigi! me alegras el despertar, se te ocurren cada cosas... si hubieras visto la primera version! la de " amosquitero quitao"...!! na' frigi... te me fundes y eso no... por eso me la autocensure.... la picotee, la hice picadillo de "soy yo"... Ccmo me haces reir!!!! , pero ah! quieres mas?, pus hay mas.... seguro que si... solo sigueme.... (literal)... beso a las 600 libras de mifrifi!!!!

Anónimo dijo...

vaya con la mosquita muerta!

parejanoverbal dijo...

Y en el momento en que esta dedicada a la "tarea de limpieza", justo en ese momento, el le dice que se va a Madruga...Alguna razon para hacerlo en ese timing?

Medea dijo...

Mi doctorrr!, ppsssicologo!, usted siempre preocupandose por la parte " no verbal" de la verbalidad!!! Que bueno que me visita, sabe que se le quiere por aca.
Le respondo, nada en particular para este timing, pero Raul entendia que debia hacerlo antes que se acabara " la magia" y Ceci reaccionara con su habitual suspicacia nunca resuelta.

Pepe dijo...

Estas dentro de la mejor tradicion de la literatura cubana , tambien el capitulo ocho de Paradiso de Lezama es el mas calientico ...