miércoles, 3 de octubre de 2007

La historia de Cecilia Solás(14). Una blogonovela cubana.

Año 2002.
Capitulo 4. Un puente con dos millones de orillas
Casandra y Cecilia eran muy amigas. Formaban un trío inseparable desde los años adolescentes, la tercera era Sara Llogat. Aparentemente la más afortunada de las tres. Tenía un marido que todo el mundo concordaba que era una suerte, par de hijos muy formales y estudiosos, una bella apariencia física y una inteligencia a prueba de bomba.

Sara Llogat vivía hacia 5 años muy cerca de la Ciudad del Sol por lo que cuando Casandra llamó a Ceci para decirle que había conseguido la dirección de correo electrónico, Ceci sintió un gran alivio y una inmensa alegría. Si cuando llegara allá, Sara iba a estar cerca o al menos disponible, Cecilia iba a estar mucho más tranquila. Por eso no mas copió el email se fue a casa de Yola para que le prestara el correo de ella, que a su vez era del marido ausente para mandarle una carta a Sarita explicándole su próxima llegada. Cecilia estaba realmente contenta.

Esta es copia fiel del mensaje:

From: Gustavo Marrero <gmarrero@islamia.com>
To: Sara Llogat <sara.llogat@yahoo.com>
Sent: Wednesday, Noviembre 3, 2004 6:36:14 PM
Subject: De tu amiga Cecilia

Sara querida, Me acaba de llamar Casandra con la sorpresa que tenia tu dirección de email. Puedes escribirme con confianza a esta que es del esposo de Yola mi vecina, pero él nunca lo abre.

Te diré que pronto nos vas a tener por allá. Solo estamos esperando que liberen a Gabriel, ya que por su edad está retenido, pero nos han dicho que todo se va a resolver en un mes o dos.

Raúl aplicó para una visa y resulta que clasificó y ya casi estamos listos y si no fuera por lo del muchacho ya hubiéramos partido.

Tengo tantas ganas de verte, como no imaginas, pero cuéntame, como te va, háblame de ti, de tu vida, que estás haciendo, en que trabajas, como les va a Lachy y a Hernandito, ya deben estar hecho unos hombrotes. Y dime de tu Hernán, ¿cómo está?, sabes que ustedes siempre fueron mi pareja de referencia y me encantaría que pudiéramos retomar la amistad a ver si Hernán influye en Raúl, que aunque sabes que es muy bueno conmigo, tiene sus cosas, que ya hablaremos.

Casandra me contó que vio unas fotos que le mandaste a Giomar donde estás hecha una pepilla, dice que pareces de 20, ¡que bueno amiga!. Bueno contéstame pronto y con confianza que este correo es como si fuera mío.

Un abrazo para los cuatro, tu hermanita, Ceci


Para Ceci era una tranquilidad muy grande saber que Sara y ella podrían reconectarse, siempre fueron confidentes, y aunque no estudiaron la misma carrera, eso no disminuyó para nada la sólida amistad que las había caracterizado. Se habían acompañado en bodas, bautizos, paritorios y cumpleaños y cuando Sara se marchó en 1997 le dejó todas sus cosas a ella y a Casandra.

Pero Sara no había regresado nunca y ahora la vida las iba a volver a unir. Cecilia estaba más que feliz.

11 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Pues se pira la Ceci...no es facilungo caballero...
Se cumple otra vez aquello de que vivir es aprender a despedirse.
El escape o la permanencia o han sido por mucho tiempo el vía crucis de los cubanos... cara cruz de una moneda que al caer siempre te jode algo. Tarde o temprano aquel infierno te pone ante la disyuntiva de optar por dos caminos que se abren... derecha o izquierda, ser o no ser, partir o quedarte... lo duro es escoger entre tu mejor amiga o el barrio... los apagones o tu único hermano... los viejos o el futuro sostenible.
Creo que me equivoco, luego de una decisión tan seria cualquier futuro siempre será incierto y es que al final sale muy caro eso de andar de huérfanos por el mundo.

Medea, el sábado nos vamos al teatro en Miami Studio para ver AROMAS DE UN VIAJE. Somos un grupito de aseres que hacen por el resto de todos los que andamos de paso por la blogERA.
Un abrazo.
Tny.

General Electric dijo...

Van dos veces que mencionas a la tal Casandra... la cubanísima... Que tenga cuidado la Ceci de no tropezarse antes del viaje con Ifigenia, que si Agamenón les enreda la cosa se les jode la pira

Medea dijo...

Para mis Aseres! estoy expectante, tengo muchas ganas de conocerlos. En el youtube del son de la blogera no se podia ver muy bien las caras. Tengo muchas ganas de conocerlos. Ayer les mande un email con mis datos.

Para frigi, son personajes que sirven de apoyatura para calzar la verdadera trama. Si me dedico a desarrollar a Casandra, ahi sale otra novela. Pero no. Te adelanto que Sara si llega para quedarse un buen rato. Y faltan otros personajes que iran apareciendo. Espero que te guste, mi frigi.

La primi dijo...

¿y esta Casandra también está condenada a decir verdades y que no la escuchen?

Medea dijo...

Casandra no es golondrina que haga verano en esta novela... ella podria tener su novela propia. Pero debo terminar con esta que aun anda en sus comienzos. Este es un post para enlazar con lo que viene, no tiene ningun valor argumental, salvo que nos introduce a Sara Llogat. Ojo con Sara!.. ahi si va a haber una historia.

General Electric dijo...

Claro que me gusta Medeiña, que no soy masoquista...

Sabes si va a haber tertulia finalmente...?

Medea dijo...

No he oido nada de tertulia este viernes y yo pensaba que iba a estar libre los viernes, pero no, tambien tengo que estar en el teatro, asi que hasta mediados de noviembre va a ser dificil que yo pueda un viernes participar, no podra ser otro dia?

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Medea los domingos por la tarde a uno siempre le cae un gorrinaZo impresionante. Por eso te Mede que ese día a la caída del indio también estamos disponibles.

No he leído aun el correo pues estoy a 12 x 12 y el pito de un tren me aprieta en el zapato, pero el sábado nos vemos al segurete. Albert no puede ir pues no vive en Miami, vamos maylin, etienne, yasabel y yo, un servidor ;)

Abrazos,, tony.

Osvaldo Cleger dijo...

Sólo por curiosidad, Medea, el email que insertas en la historia ¿existió alguna vez fuera de la ficción? Me interesa saber hasta que punto determinadas ficciones se alimentan de la realidad...

Medea dijo...

Casi siempre que alguien se va contacta con los amigos, este es el caso, puede haber sucedido en muchas historias. Yo he recibido muchos emails de amigos que me comunican que van a venir a lo largo de estos annos. SEguro nos ha pasado a todos.

Osvaldo Cleger dijo...

Claro, Medea

no me referia a la verosimilitud de la situación, que es obvia, sino a la posibilidad de que estuvieras reciclando documentos reales... Eso se ha vuelto común en la era del email... ya existen de hecho algunas novelas escritas a base de emails que la gente escribe, guarda y después ensambla en forma de relato... por ahi iba la pregunta: saber si reciclas algo de tus documentos pasados... o si todo es ficcionalización de la experiencia...