lunes, 15 de octubre de 2007

La historia de Cecilia Solás(18). Una blogonovela cubana.

Anno 2002.
Capitulo 5. Y cómo es él ... la, la, la.....

Esas medias mañanas de las ciudades costeras valen un Potosí. Un vientecillo aún calido pero ligeramente más fresco que en el bravo verano, aunque el sol se empeñe en recalentarnos la vida, es un consuelo. No, un placer.

Y así despuntaba este día de noviembre del 2002. Fresco y cálido, radiante y tenue, un cielo azulísimo bordado de algodonosas nubes y un aire limpio y respirable, - gracias al desarrollo sostenible de no tener que sostener muchos autos contaminantes en la gran ciudad – en la ciudad más excepcional del planeta si cabe esta absurda superlatividad, en donde cualquier contraste ideado hace palidecer a la desconcertante realidad.

El edificio entero expuesto a la radiantez matinal como si fuera una sola casa, de modo que no era difícil atisbar entre ventanas y balcones siempre abiertos, convidando a mirar. Un grito afable, de esos que no desentonan en la costumbre,

- ¡Ceciiiiiii … ! , ¡Ceeeeciiiiiii … !, ¡Oyeeeee, tu amiga Sarita te respondió! , dale, ven.

Solamente asomarse a la ventana y mirar para arriba ; suficiente para responder con un gesto de esos que lo dicen todo, pero ¿para qué traicionar a la costumbre?, y el grito es devuelto con entusiástico vigor.

- Si Yola, ya voy, espera que estoy hablando por teléfono, en cuanto termine subo.

- Casandra, ¿oíste?, tengo correo de Sarita, ¡ay si chica claro que te mantendré al tanto!, claro que si, en cuanto lo lea te llamo de nuevo y te cuento. Ya ahorita Sarita La Violetera estará entre nosotros con su último cuplé.
- !%*((()*)( , digo.

- ¡Ah Casandra! ¿pero vas a seguir?, ya te dije mi amiga que lo cogieras con calma. Si, ya se que jode que le roben a una las ropas de la tendedera, pero como se te ocurre salir de la casa y dejar ropa colgada, así a la vista. Solo tú que tienes la cabeza no se donde.
- !!!!#$#&^^*^&^(^(*(^*, me pone mal.

- Siempre la coges con él, el rábano por las hojas él, claro que más se perdió en la guerra y eso de decirte que al menos “ nos tenemos el uno al otro y eso nadie nos lo podrá robar”, es de una dulzura infinita. Ya quisiera yo que Raúl me dijera una frase así tan preciosa y llena de amor. Pero tú lo que quieres es que te de más dinero para comprarte más trapos. Eres muy materialista chica, y no alcanzas a ver la espiritualidad de Rubén Mario. No lo mereces.
- *&)()(_(((%^%^%^%*&$#%$#$#%$, no jodas, yo soy mejor.

- ¿Qué si estoy jugando?, pues claro que si mi amiga, a ti no se te puede hacer caso. Me da mucha pena que te hayan robado, pero para ya de quejarte tienes el closet lleno de ropa y de zapatos y de cosas que ni usas, Dios dispuso que dieras un poco a los que tienen menos.
- &%%#$^%*^&^, ojala te pase igual

- Bueno, no te pongas furiosa, mira, olvida ya lo del robo del jean y los tres pullovers, en un final no es tanto, y que te sirva de experiencia. Y ya te dejo que Yola me espera.
- $#%$^&^87, bueno, no dejes de llamarme

- Chao, amiga.

Teléfono que enmudece, puerta que se cierra, pasos apurados. Puerta que se abre, cara de Ceci, gesto de Yola, complicidad e intriga. Computadora encendida y el mensaje por leer es atacado por cuatro ojos.

- Yola, ¿viste eso?, ¡viene sola!, !uy, uy, uy!

- Si Ceci, y te fijas que manda averiguar por un pintor…!uuuyy! ¡ay mamá que bueno está eso!

- Hoy es un día raro, primero Casandra molesta porque le entraron a la tendedera y la coge con el marido que solo trato de apaciguarla y ahora Sarita que viene sola y manda averiguar por un tipo ahí… ¿qué les pasa a mis amigas?

- Oye Ceci, déjate de ver fantasmas donde hay nada. Casandra siempre la coge con el marido y Sarita dice que es una gestión para una amiga. Déjate de fabricar historias.

- Tú empezaste, pero, si, quizás tienes razón…!Oye! … ¿quién será ese José Pablo Ramírez?

- Chica, el pintor que se acaba de ganar un premio en Francia en la muestra de pintura alternativa contemporánea de Toulouse. ¿No lo sabías?

- ¡Aaaayyy! ¡Que culta eres!, pues no, no lo sabia ¿y de cuando acá tú eres tan sabihonda de las bellas artes?

- Nada de eso, es que José Pablo es el marido de la prima de la vecina de la nuera de la madre de mi amiga Maguie.

- Nada, que son amiguísimos ustedes dos por lo visto. ¡Oye y con esa longaniza de gente por medio ¿tú crees que puedas averiguar algo de ese hombre?

- En mi vida lo he visto y no, no soy chismosa.

- Alabao sea Dios Yola, no es un chisme, es una información, una reseña autobiográfica, llámalo como quieras, míralo positivamente, un favor es un favor. Averigua lo que puedas para responderle a Sarita y que vea que nos ocupamos de sus encargos.

- Bueno, voy a hacer un té de manzanilla, nos lo tomamos y preparamos el primer parte de “La Lengua Suelta” con lo poco que se del sujeto pintor.

- No se, no se, algo me dice que algo no está bien.

- Algo es el marido de la alga… déjate de intrigas … (continuará)

5 comentarios:

General Electric dijo...

me la corto que lo que más le jode a la tal Casandra es que le hayan levantado unos calzoncillos del marido por los cuales tenía una inclinación medio fetichista... snif...snif...

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

medea, que manera de reírme con Ruperta la caimana... perdón, con Casandra.


Gral. no te dejes llevar por esos impulsos mi hermano -recapacita- que si a Medea le da por desmentirte, luego quedará empeñada tu palabra.
Consejo sano, se juega con todo menos con el macramé. ;/

tony

Medea dijo...

No hay fetichismo en Casandra, solo amor desmedido por los objetos, todos. Se parece pero no es lo mismo.

General Electric dijo...

Pareciera que Tony tiene razón. Según Medea tengo que cortármela…. ZAS!!!!!!! AAYYYYY!

A menos que yo tenga información de Casandra que Medea no tiene… Eso es posible ¿no? Digo… al menos en la literatura del xx – xxi tiene que ser posible… el narrador no puede pretender que sabe más de sus situaciones y personajes que el lector sin riesgo de regresar al xix con sus paradigmas realistas… Por lo tanto, la tal Casandra es fetichista y bien… le encanta un calzoncillo rojo del marido… y lo que es peor, ella misma se lo ponía para ir a la bodega... por eso está tan frustrada

… regrésame mi trocito ahora…. Cómo, docto, cómo que no me lo puede pegar, cómo que no….

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

jajajaja, asere te paso a la companera "cola loca" que es una bal'bara en eso de resolver los problemas "pitagóricos"