martes, 4 de diciembre de 2007

La historia de Cecilia Solás(35). Una blogonovela cubana

Capitulo 9
Mayo 2002. Incitaciones precoces.

From:sara.llogat@yahoo.com
Sent: Monday, May 8, 2002 10:50 AM
To:mailto:JPabloRamirez@cubarte.cult.cu

Pablito,

No te escribí pues he tenido unos días de perros. He salido de trabajar tardísimo y no he parado ni un minuto, y para colmo Hernán se enfermó, así que en la casa también tenia cosas extras que cumplir. Pero ya hoy todo volvió a la calma.

Me asusta tu agitación.¿Eres siempre así? No puedo creer que de verdad sea una musa para ti, pero una musa fea que no te deja concentrar. Casi me obligas a escribirte con asiduidad y rigor para no ser la causante de algún descalabro pictórico.

Los otros días pensaba que había algo raro en nuestra infancia, a pesar de la amistad y de tanto andar juntos esperando que mi papá nos recogiera nunca nos dio por hacernos noviecitos ni nada de eso, no recuerdo ningún incidente de ese tipo. Bueno, también recuerdo de la cantilena de mi madre diciéndome “que las niñas no tienen novio” … éramos amiguitos.

Mira, aquí te mando unos artículos sobre la Infanta Eulalia, las encontré en Internet, y unas fotos mía de mi primera boda en la Ciudad del Mar y de una boda que hicimos ya aquí el año pasado Hernán y yo al cumplir 20 años de casados. Me casé muy joven, empezando la carrera, pero bueno de mi vida te contaré más en otro momento. Quiero que este mensaje salga ya. ¡Mira que hora es! Casi las doce, no vaya a ser que coja fama de musa mala y eso si no me lo perdonaría.

Un beso, Sarita

From: JPabloRamirez@cubarte.cult.cu
Sent: Monday, May 8, 2002 10:50 PM
To: mailto:sara.llogat@yahoo.com


Querida Sarita,

Gracias por los artículos sobre la Infanta, me van a servir para mi idealización, sin dudas, y por las fotos tuyas, first wedding included. Por cierto, veo que tu primer matrimonio duró poco. Y sé que Hernán es hombre afortunado. Más que todo, noto que tu preciosura transita sin alteración de la infancia a la madurez (vamos a llamarla así), y que mantienes la simpatía intacta, y seguro hay más virtudes que no alcanzo. No cabe duda, te envidiarían las filósofas griegas.
Una noticia. Posiblemente en el otoño-invierno me hagan una muestra de toda mi obra aquí y en Lyons o en Nuremberg aun no se, a la misma vez. Desde ya estás invitada. A cualquiera de los tres lugares o a los tres. Sería fascinante verte.

Me dices, "a pesar de la amistad y de tanto andar juntos esperando que mi papá nos recogiera nunca nos dio por hacernos noviecitos ni nada de eso, no recuerdo ningún incidente de ese tipo". Pues tienes mala memoria, la castidad no era nuestro fuerte. Por ejemplo, a partir de un momento que no puedo definir, comenzaste a enseñarme el color de tu blúmer día tras día, ya sea porque yo te lo preguntaba o porque tú me lo mostrabas sin más. Era una operación sencilla, y por supuesto furtiva. Recuerdo que nuestro ideal de vida era ser tú y yo un dúo de cantantes de moda, no recuerdo sus nombres, pero si se que eran muy malos, pero muy casados y promocionados. Y mi memoria me dicta que mis primeras incitaciones voluptuosas fueron contigo. Sí, lo sé muy bien. Es cierto que había cosas más importantes, que el simple hecho de andar juntos era más que suficiente. Recuerdo al detalle que un día estábamos jugando de manos, cosa que hacíamos de continuo, tú quedaste debajo de mí, sobre la mesa, una de las mesas que nos servían de pupitre, o para hacer trabajos manuales, qué coincidencia, y sentí, como si fuera una revelación, que me gustaba presionar tu pelvis con mi pelvis. Sé que no tuve erección, no creo que algo memorable se me pudiera parar a esa edad. La primera sensación que recuerdo, aunque pudo haber anteriores y mi memoria no las registra. Volvamos a los niños que fuimos. Sé que en nuestra escuela, tanto los varones como las hembras, nos tenían por enamorados, que era la expresión al uso, y de varios modos nos queríamos, nos necesitábamos, y sabes que esos barrios están muy cerca del suburbio amor.

Un beso grande, José Pablo

8 comentarios:

Ivis dijo...

¡Este no pierde prenda!

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

...el oso Libidinoso disfrazado!, quien comenzó a perseguirla ofreciéndole una margarita al grito de “¡Sublime éxtasis de amor, vaquita, vayamos, vayamos pronto!”...

from: Teresa Y El Oso by Les Luthiers.

nos vemos pronto mede, cuidate t

lola dijo...

jajaja, el dúo de cantantes eran ¿Mirta y Raúl?
Este Pablito debería de trabajar en un circo de hipnotizador.Saludos!!

Güicho dijo...

Esto está bueno, Grieguita.

Me recordaste a Odalis, que me enseñaba el blúmer cada día en el receso de segundo grado. Se levantaba la falda hasta el borde del blúmer para mí. Coincidimos otra vez en onceno, y seguimos en lo mismo. Sólo que ahora me abría las piernas sentada, cuando yo la miraba desde mi puesto dos filas por delante. Varias veces en cada turno, siempre que nadie más mirase. Flaca, alta, fiestera, mal hablada, y un banquete de socia. A veces la acompañaba hasta su casa después de clases. La primera vez que me quedé, aprovechando que no había nadie, me llevé una sorpresa. Era virgen. Fue la única vez que la vi hacer maldades con miedo.

Medea dijo...

Parece que eso de ensennar el blumer de ninna, es el anticipo de mas cosas por venir... pero Sarita y Pablito no se vieron mas hasta muchos, muchos annos despues... aun no hemos llegado a ese punto de encuentro...

General Electric dijo...

Ven acá, pero qué es esto? Qué descaro! "Volvamos a los niños que fuimos" Qué manera tan freeky de pedir que te enseñen el bloumer.
Hablando de estrategias para ver el bloumer bajo el pupitre, recuerdo la del espejito en el zapato

un abrazo, medeíña

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Me he reido mucho, tanto de el descarao de Jose Pablo como por los comentarios de la gente...parece que lo del blumer le trae recuerdos a muchos!!!
Ya sabemos que pasara cuando se encuentren estos dos!

Gracias Medea por tu mensaje. La verdad es que fui al mall de los tiroteos por la maniana y da mucho miedo estas cosas, mucho...

Besos

GaviotaZalas dijo...

Podemos abrir la sección BLUMERECUERDOSSS es muy interesante saber q pensaban los varoncitos a esta edad,,,
La última vez q fui a Cuba dormi con mi sobrino de ocho años,,me toca y dIce:
-tia,,tia y mi rabito donde lo meto????
!!!!!!!!!CARRAMBA QUE SORPRESAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
!!!!!!!!!
Tire fuera todos los libros de psicología infantil,,porque sino la cosa se volvía fea,,,tuve un feliz final,,,comimos perdices y dormimos felices sin q el tema saliera de nuevo fuera.....