martes, 12 de febrero de 2008

La historia de Cecilia Solás(50). Una blogonovela cubana.

Junio 2002.

“Hay situaciones en que llega a ser lo mismo
el temor y la esperanza. El resultado es un
extravío en la más oscura insensibilidad.”

J.W.Goethe
Las Afinidades Electivas


- Porque quiero que me entiendas, - le contestó Carmen convincente a una Sara punto menos que llorosa- ¿Te acuerdas de la película aquella "Moscu no cree en lagrimas"?, pues esto aquí no cree ni en la madre que la parió. Por eso te hablo en el mismo idioma, a ver si de alguna manera te pones en sintonía, te noto con un dislate mayúsculo...

- Carmen, ¿qué malo le he hecho yo al mundo?, ¿ tú crees en el karma?, ¿estaré pagando una vieja deuda?
- Pero Sara ¿qué disparates hablas?
- Tú crees que no me doy cuenta de mi misma, me tratas como si fuera una paciente recalcitrante que no obedece a la terapia. Y no es así Carmen. Yo no quiero sentirme así. Daria lo que no tengo por ser de nuevo la Sara racional y decidida que siempre fui… pero nada puedo hacer, al menos por ahora. Me siento atrapada en un agujero negro. Nada me ilusiona. Nada me interesa. Solo Pablito, Pablito y Pablito.

- ¿pero a ver, él te ha dicho algo para que te ilusiones así, ¿te habla de amor?
- No, ni me interesa, es algo más profundo Carmen, él es muy zalamero pero yo no puedo pensar que me esté hablando en serio.
- Sara,si. Te está seduciendo sin tú darte cuenta, y tú te estas dejando seducir, o peor, no piensas que es seducción … ¿Y Hernán?, ¿qué pinta Hernán en esta historia?
- Carmen, sabes porque hemos hablado de eso ya que Hernán es un cadáver andante, está muerto. No puedo verlo sino como algo ajeno y a la vez familiar. No me molesta su presencia, pero vivo ignorándolo. Ya no me importa. Creo que hace mucho tiempo ya que no me interesa. Pero no quiero hablar de eso. Prefiero hablar de Pablito sino te importa.
- ¿Qué quieres que te diga?
- Quiero que me des tu opinión, eres una mujer de experiencia, que has tratado a mucha gente, que te dedicas a eso… a estudiar el comportamiento humano… ¿tú crees que Pablito sea un hombre sincero?
- No me lo preguntes a mí. Pregúntatelo a ti misma. ¿Qué tu crees?
- Mi parte racional, me dice que es demasiado bueno para que sea cierto, pero no se por qué.
- Sara, óyete, oye a tu inconciente, él puede estar intentando llamarte a la realidad.
- No quiero Carmen, no quiero, creo que hace muchos años no tenia ilusión en la vida. No quiero perder esto que tengo, que no se ni lo que es, pero no quiero perderlo. Y si me estoy tirando en una piscina vacía y en vez de un colchón de agua lo que me espera es el cemento del fondo y me parto la cabeza… pues sea.
- Pero ante tanta convicción ¿qué te preocupa?
- Tengo miedo Carmen, tengo miedo que sea un aprovechado, un oportunista, un chulo intelectual que se vale de su saber y de su encanto para enredarme.
- ¿Y por qué piensas así?, ¿te ha dado motivos?
- En lo absoluto. Es demasiado perfecto, demasiado correcto, sabe manejar los hilos, nunca se equivoca y si lo hace se apresura a pedir disculpas. La gente normal no es así.
- Bueno hija, estarás en presencia de un predestinado, de un avatar… no te predispongas, pero no te veo clara. Te estás metiendo en un territorio minado. ¿Es casado?
- Si, pero el asunto no viene por ahí… no hemos hablado tan despacio… ni creo que hablemos tan francamente. Ni quiero.
- ¿Pero qué quieres?
- Nada. Podría estar así toda la vida.
- ¿Asi?, ¿flotando? ¡ay Sara! ¿Vas a hipotecar tu vida?, ¿no te das cuenta que estás viviendo algo irreal?... mira ese hombre no existe, no sabes ni como es a ciencia cierta, te recomiendo algo… aléjate… aléjate un tiempo… trata de verte como si no fueras tú, y quizás te sorprendas de tus conclusiones… sal de esto Sara, el problema no es él. El puede ser como él quiera. El problema eres tú. Tú y tu obstinación. Tú y tu empeño en no ver, en no razonar. Regístrate y trata de encontrar la razón de porque pones tu vida en manos de una quimera. (continuará)

7 comentarios:

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

No se porque me da lastima Sara. No es por el hecho de lo que esta viviendo con Pablo sino por el hecho de que es muy insegura e ingenua. Creo que esto le puede pasar a cualquiera (caer en la ilusion del amor de infancia que al mismo tiempo es el amor de la tierra que ella dejo). Sigo creyendo en que deberia ir y encontrarse con el, despues en algun momento se dara cuenta que el tipo es un desacarado...espero...

saludos

Osvaldo Cleger dijo...

Hola Medea,

vine a ponerme al día. Desde la "poética" de Pablito en el fragmento 48 hasta esta catarsis de Sara he disfrutado mucho lo que he leído. Me siguen gustando tus personajes.
Mirando el conjunto, creo ver desbalances en la focalización de la voz narrativa, que se mueve de Sara a Cecilia a otros personajes secundarios sin que los hilos de la trama queden claros (si bien la claridad en algunos casos no es un valor necesario); pero esas son cosas que puedes trabajar cuando te sientes con todo lo que hayas escrito al cabo de un tiempo, para cuando comiencen a cerrarse los conflictos. No sé. Me gusta lo que leo. En síntesis. Así que disculpa la trova crítica.

Vi tu foto en lo de Aguaya y, si te soy sincero, hay modos de turbar las mentes y los corazones mucho más crueles que los de Pablito y sus archivos adjuntos. Apretaste con esa foto. Digna de una canción de Joe Cocker

http://www.youtube.com/watch?
v=wlDmslyGmGI

Yo soy Medea dijo...

Lena... quizas tengas razon, estoy casi segura que sara va air a conocer a Pablito y esa sera una experiencia unica, inmarcecible e innenarrable...

Oswald, que bueno ue regresaste y como siempre dandome animos. Estoy oyendo la cancion que apunatas y no puedo evitar que una sonrisa emocionada se me dibuje aunque el piropo se lo dediques a una Medea que ya no existe... pero se agradece igual.

Gracias tambien por tus opiniones tan utiles y por regresar, nunca se han ido los que regresan... cierto?

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Yo creo que pase lo que pase, a Sara nunca le mataran al ilusión.

Pasamos a felicitarte, por San Valentin.
Saludos, g.a.

Jinetero… ¿y qué? dijo...

¡Verdad que yo nací pa oir/ver/oir novelas! No había tenido oportunidad de entrar por líos de trabajo y me eché ahora mismo 6 capítulos! :-)

Felicidades por San Valentín o como decimos en Cuba por el día de los enamorados.

DISONANCIA dijo...

Caballero, y si ese Pablito es un Sorel, Juan creo, el de El Rojo y el Negro?, y si de verdad es tremendo aprovechado? (y esto es una recreacion de Stendhal a lo cubano). Claro que todavia tengo dudas porque Sara es demasiado...demasiado. A lo mejor el tipo simplemente es un hedonista, que de acuerdo a los canones de la islita es inmoral, pero despues de todo no es tan malo...siempre que no se joda a otro.

lola dijo...

Hola,
A Sara lo que le pasa es que está como el protagonista de The seven year itch. Ya volverá a la realidad. Dejénla que disfrute su ilusión.
Saludos!