miércoles, 27 de febrero de 2008

La historia de Cecilia Solás(52). Una blogonovela cubana.

Junio 2002.
Capitulo 12.


"Como he sido iconoclasta
me niego a que me hagan estatua:
si en la vida he sido carne,
en la muerte no quiero ser mármol.
Como yo soy de un lugar
de demonios y de ángeles,
en ángel y demonio muerto
seguiré por esas calles…

En tal eternidad veré
nuevos demonios y ángeles,
con ellos conversaré
en un lenguaje cifrado.
Y todos entenderán
el yo no lloro, mi hermano….
Así fui, así viví,
así soñé. Pasé el trance."

Virgilio Piñera
Poema Testamento

Sara no quiso responderle a Carmen, sabia que no estaba mal enfocada, y pensaba en cuanta razón tenia Cervantes para haber puesto en boca del Quijote esa hermosa frase de “ que el corazón tiene razones que la razón desconoce”. Y se sintió ridícula, inexplicablemente idiota y ridícula. Por qué tenía siempre que estar apoyando sus credos y religiones personales en lo que habían dicho otros, como si la vida de ella valiera menos y necesitara de la historia y la experiencia ajena. Pero no iba a discutir con Carmen, si algo apreciaba de su amiga era la capacidad inaudita de decir las cosas por su nombre, aunque esto le trajera problemas y situaciones difíciles. Y ella estaba tan confundida, quizás por primera vez en su vida presentía que no estaba en posesión absoluta de su voluntad y sus decisiones.


Lo que Carmen le decía sonaba muy razonable; es mas encajaba como un rompecabezas… ¿pero qué más da?... ¿qué ando buscando yo?... ¿ando buscando un amante?... ni se si lo veré algún día, si me lo encontraré cara a cara y aun si esto sucediera quien me va a garantizar que haya química, enamoramiento o al menos atracción.

Y que importaba la verdad escondida que hubiera detrás de todo esto. Sara estaba segura que le faltaba poco para morirse. Y además no le importaba. Si ella no le importaba a nadie. Quizas buscaba un poco de amor. Una limosna.

Hernán se le había desdibujado con sus intransigencias y posiciones estereotipadas y caducas. Y estaba harta, si harta de que nadie la escuchara y de que solo sirviera para trabajar y ganar dinero. Porque hay que ser rica, me oyes, aquí vinimos a hacernos ricos.

Y a lo que ella venia era a morirse, a cambiar su vida por un televisor de 50 pulgadas, o por un carro del año. ¿ A eso viniste Sara?. Al menos la caja en que la iban a enterrar seguro era de madera buena y no de cartón forrado en telas grises. Pero que importa. Ya nada importa. ¿No te das cuenta?

A veces pienso que estoy padeciendo eso que aquí llaman la “middle live crisis”, y dale otra vez con frasecitas hechas… si es eso… pues que estupida es esta crisis, no en balde se ha hecho famosa.

¡Ay! ¡pero que complicado es el ser humano! ¿O seremos las mujeres?, ¿o seremos las mujeres subdesarrolladas?, ¿o seremos las mujeres cubanas subdesarrolladas sin remedio al decir de Edmundo Desnoes?, ¿o seremos las mujeres mutiladas por tantos deseos de agradar, de quedar bien, de ser ese ser del que hablan los poetas? … mal rayo me parta… ¿qué pedazo de mi me impulsa a ser así?, ¿es que no puedo ser de otra manera?... ¿y si el asunto no es ese?. … y si estoy hiperbolizando todo esto. Me siento estúpida y ridícula … y Carmen tiene razón… este Pablito es “verde y con pintas negras”…. no puede ser un mango entonces… ni una papaya… no, claro de haber una papaya en este bodegón esa seria yo…. jajaja… que chiste tan malito… no se te ocurra nunca decirlo en voz alta…

Sara organízate, estas diluida en tus propios absurdos… dale un enfoque sistémico a esto, que esa es tu especialidad… métele a Descartes, a Turing, a Einstein, a Born… batuquéate en el pensamiento científico. Ya sabes causas, hechos , posibles escenarios, posibles evoluciones y al final solo al final le dejas a tu corazón que opine, si aun insiste, al menos sabrás que terreno andas pisando. ¿Me entiendes?

Si, te entiendo.

Y qué va a hacer mi alter ego, mi super yo… que decide mi parte no racional, esa que se siente estúpida y ridícula cada vez que se sale del carrilito?, ¿qué me dices?

¿Quieres saberlo?, si total según el medico me quedan seis meses de vida, menos que ya ha pasado algún tiempo, a mi que mas me da… además yo no quiero a Pablito ni de amante, ni de pareja, ni de nada. Casi no hay chances de que nos veamos en persona, y por tanto menos aun que tengamos un cuerpo a cuerpo, así que no se por qué Carmen me pone en la disyuntiva. Aquí no hay na’, solo un entretenimiento, un “alguien” que me escribe y me gusta lo que escribe, que mitiga mi soledad… y ya.

No hay que darle más vuelta a esto montada en el zeppelín de la bobería. El allá y yo aquí y mucha agua, mucha sangre, muchos tiburones y mucho más de muchas cosas. Cosas terribles. No hay de donde sacar para que esto se vaya a convertir en algo más que una correspondencia entre amigos. Tú a lo tuyo y él que sea como le de la gana, a ti que más te da…. (continuará)

12 comentarios:

Joaquín Estrada-Montalván dijo...

Hey Medea, really interesante tu novela,

please puedes enviarme a mi email las fotos del viernes, luego de la funcion del teatro?

gracias por las visitas, no hay malanga en casa de Gaspar pero siempre hay un cafecito

Yo soy Medea dijo...

Joaquien, que alegria que me visites!, la camara la deje en casa de una amiga en Miami, ahora hasta el fin de semana no las recupero, pero quedamos tan cute todos!... bueno aunque no haya malanga, si hay cafe, pues asi tambien... viste todo lo que hablamos se hizo sal y agua...

lola dijo...

Esa manía que tenemos de complicarnos la vida algunas.. bueno pues si de verdad ella cree que le queda poco tiempo de vida, que lo disfrute chica, que a fin de cuentas no sabemos lo que hay al otro lado, a fin de cuentas nadie nunca ha venido a decirnoslo.
Así que de cabeza al agua y sin trampolín.
Saludos!

Joaquin Estrada-Montalvan dijo...

pasa por un cafe ,

y nuestra agua aunque salada, es el agua que tenemos

espero por el weekend para la foto

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Y después que leo esto, me da por pensar que ella, mientras más lejos se pone del sueño, más se le acerca.

saludos, t.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Me hace pensar en una amiga, que esta pasando por algo parecido...y creo que nosotras (y quizas los los hombres tambien) necesitamos sentirnos "Musas" de alguien. Es esa necesidad de que alguien nos venere, nos inspire y que seamos su inspiracion en la vida. Sera eso lo que busca Sara?

Un saludo,

Güicho dijo...

Grieguita, voy a esperar cautelosamente el siguiente capítulo, sin comentar.

Lena, en mi opinión querer ser musa es femenino.

Yo soy Medea dijo...

Joaquin te deje comentario en tu blog, muy bueno el articulo de Rafael Rojas que posteaste, yo lo descubri temprano en la mannana.

Mis amigos, despues les comento de sus comentos y valga la redundancia.

Anónimo dijo...

Medea: Una vez tuve una sicologa que se llamaba Carmen y estaba mas loca que yo. Sin embargo creo que me ayudo...aprendi a ver lo que detestaba de mi misma...Sara va a caer en los brazos de Pablito, o se lo va a imaginar, o va a buscar un surrogate, porque esta como platano para sinsonte. Y cuando uno es "malquerida" por mucho tiempo, como parece que Sara ha estado por Hernan, cae "en la primera de cambio", que en este caso parece ser el sociopata de Pablito, producto genuino de aquella cosa que tienen en la islita del Caribe, donde crearon un camaleon del tamagno de su tierra, y todos saben cambiar de color...para ver lo que consiguen. Sara es simplemente una mujer que quiere (Cual en su sano juicio no?), ser amada. Pablito tiene el camino "paved" como se dice en ingles. Dios nos coja confesados.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Guicho...pa' los hombres sera...ser "musos" ????

Yo soy Medea dijo...

Yo tuve una vez un gato que se llamaba "muso", entonces atendiendo a esa logica cartesiana las mujeres son musas y los hombres son gatos.

Un cubanito en Miami dijo...

Hola,

Oye, este blog es de lo mejor, sinceramente!...

Suerte y visita el mio que recien lo cree