miércoles, 5 de marzo de 2008

La historia de Cecilia Solás(53). Una blogonovela cubana.

Junio 2002.
Capitulo 13.

Pasó que no nos conocimos.
Éramos los personajes
que el otro añoraba que fuéramos.
Así es que aquellos años
los perdimos
haciéndonos que amábamos.

Yo quise a una mujer
que Ud. no era
y Ud. a un personaje que bordé
para que me quisieran.
Hemos querido a unos fantasmas.

del Poema “Teatro” de
Raúl Rivero

José Pablo leyó entusiasmado el mensaje en la pantalla de su Felipota, también conocida como computadora. Rose Marie la francesita que conquistara en su último viaje a Paris, le avisaba que llegaba el domingo y que iba directico para su casa.

No estaba claro aun de cómo la petit francesilla daría con su casa, no recordaba haberle dicho, pero conociendo el ímpetu con que lo cautivó no dudaba en modo alguno que ahí estaría el día que el Señor había creado para descansar. Ardua tarea le esperaba a nuestro querido protagonista HP, perdón quise decir JP.

Con ese instinto de conservación tan aguzado y agazapado, millones de lucecillas rojas, sirenas de apagafuegos, voces metálicas pronunciando roboticamente “peligro, peligro” y hasta un eco monótono repitiendo letánicamente “Camilo aquí esta el Che” lo pusieron en guardia. ¡Alerta máxima!


Tampoco era que cundiera el pánico, vaya, que no era la primera vez ni seria la última, ¡Por Dios! que tuviera que ejecutar un aterrizaje forzoso con el motor apagado y una goma ponchada. ¡De cuantas no se habría escapado a estas alturas del juego de pelota!, ¡ah! pero el arte sirve para muchas cosas, no solo para embriagar y dar placer. ¿Y qué me dicen del despertar de la imaginación?

José Pablo solo para relajarse comenzó a blanquear un lienzo. En realidad no lo necesitaba - imbuido como andaba en el gran fresco de la Visita de La Infanta - pero prefería en circunstancias como estas no dedicarle tiempo y pulso a la obra que lo absorbía. Por eso decidió simplemente dar brocha, y pensar, pensar en como montar una escena en ese gran pedazo de tela blanca también llamada vida.

A ver José Pablo, se dijo en tono confiado, vamos por partes, y nada de sustos. Tienes tres objetivos a cumplir. El primero por supuesto,
El Punto 1.

Irte con la Rose Marie. Unos días viviendo a todo tren en las montañas cercanas a la Ciudad de Los Fuegos, o en una de las famosas playas cercanas a la Ciudad de los Puentes, o en ese precioso paraje cercano al pueblo de La Torre Vieja… ni pensar en renunciar a esta parranda. ¡Ah! y Rose Marie tan cálida, tan inquieta y tan reputísimamente puta. De ninguna manera se perdería esa juerga. Eso por descontado. Lo otro es lo que Rose Marie trae como plusvalía. Ese contrato con dos universidades y un museo, es algo que no se puede arriesgar. Salir un tiempo, respirar aire puro, salirse de esta odiosa rutina que me agota aunque no quiera darme por enterado.
Un mensaje diciéndole que estaría en el aeropuerto evitaba el riesgo de que llegara a la casa. Pensó. Nunca le dijo que era casado, si lo de los hijos, porque eso siempre atrae a las mujeres. Pero en cuanto a amores, nada. Nada de nada, mi Rose Marie, solo tú. Así le dijo aquella noche de despedidas junto al Pont des Arts. Y ella se lo creyó. ¡Allá ella!.

Resuelta la primera variante sin temor a equivocarse. JP prosiguió avanzando en la estrategia. Y por alguna ignota razón se recordó de la famosa frase de Sun Tzu “"El arte de la guerra se basa en el engaño" . Y no pudo dejar de sorprenderse de este pensamiento. Pues si que a veces el inconciente traiciona, lo suyo con Magela era una guerra a muerte. ¿Seria por eso lo de tantos engaños?. Pero vayamos al asunto.

El Punto 2. Magela. Magela misma le había dado el visto bueno, así que era solo cosa de recordárselo. Y ver su reacción por si las moscas. Pero Magela no le preocupaba mucho. En cuanto llegara la cortejaría un poco, después una buena templeta y al final cuando se estuvieran tomando el te, le soltaría distraídamente lo de la llegada de “ la viejita catedrática francesa de la que te hablé…”, si supieras… viene tan mala que del aeropuerto va directo a verse con un famoso neurocirujano… yo creo que hasta Parkinson tiene, la pobre. Con eso ya Magela se calmaría y ya. ¡Como si en Paris no hubiera médicos! Pero eso es lo bueno de Magela, se cree todo lo que le digo. Por eso hemos durado tanto. No se si Mag se hace la entretenida a veces o lo es, pero a mi de verdad que eso no me importa. Si es tremenda bicha, si lo sabré yo. Además está en lo de la fiesta de la hija de su amiga. La dejaría hablar del tema. Y si se pone farruca me la vuelvo a singar. Ese lenguaje lo entiende muy bien.

Mejor se iba el sábado y se quedaba en casa de su amigo Alex, y si había perreta pues también habría tiempo. Detestaba que se le agolparan los sucesos. Nunca había resistido sentir que el tiempo y el espacio lo ahogaban.

El Punto 3. Sara. Esta Sara de tan guanaja que es, me saca de quicio, pero tiene algo indefinido, que se yo. Se cree mejor que yo, y eso me revienta. Y tan preguntona, tan amiga del orden. Pero no se, algo me atrae y hasta que no sepa que es no voy a soltar esa presa. Un casito algo difícil, pero quizás hay que darle tiempo. A Sara le escribiré un mensaje rápido sin darle explicaciones, lo suficientemente ambiguo como para ponerla a deshojar margaritas. Y ya veré que invento a mi regreso. Además un poquito de intriga en este caso, seguro estoy que va a dar resultado. Porque a todas estas o es boba o me esta tomando el pelo.

Se sentó en su mecedora, -un amplio sillón de estilo colonial que le habían regalado cuando la Medalla por la Cultura Nacional - Se sentía relajado y seguro. El plan no podía fallarle. Sintió la puerta abrirse. Y una sonrisa iluminó su semblante. (continuará)

7 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

me gustó mucho...

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Hola Mede,
Caramba, si el tal José Pablo es un guerrero. Tiene un plan de ataque por puntos y lo único que le falta son las fechas de cumplimiento.

saludos, tony.

Pollyanna de Weschester dijo...

Tiene JP conciencia de su mala conciencia? La aprendio o nacio asi? Actua de esta manera porque no concibe otra o se trata de un disegno experimental totalmente maquiavelico? Existe gente realmente asi o esto es pura literatura? Cierta vez conoci un hombre joven, unos 18 agnos, que me comento:"No tengo problemas con mis padres. Cuando quiero hacer algo que no les gusta, los echo a pelear entre si, y me los saco de arriba"... Debe haber sido un JP, creo que ha sido un HP. Ah! de haberlo sabido entonces...

Yo soy Medea dijo...

PollyMagoo... tu pregunta si esta buena.... es una novela esto, bueno, eso lo sabes. Que si el personaje es capaz?, claro que si. Que si es de carne y hueso?, pues puede ser, que si la gente asi cambia o se hace?, no se. Eso trato de averiguar yo tambien.

Al Godar dijo...

Yo conocí a un JP que se parece tanto a este tuyo como un agota de agua a otra.
Creo que ya te lo dije una vez: Tu novela es buena porque suena muy real.

Feliz dia de las mujeres.

Saludos,
Al Godar

Yo soy Medea dijo...

Al, eso si esta comiquisimo, quien quita que sea el que tu conoces el que ha inspirado mi personaje. El mundo es tan chiquitooo....!

lola dijo...

JP hubiese sido un buen general, sabe preparar muy bien las batallas. :))