domingo, 26 de agosto de 2007

La historia de Cecilia Solás(2). Una blogonovela cubana.

Año 2002
Capitulo 1.
Miedo a todo

Ay mi’ja… pero ¿y esas palabrotas? … tú que siempre eres tan dulce, tan suave… ¿qué te sucede?, ¿tú no sabias que estaba anunciado un apagón?

Cecilia, la mira confundida y perpleja, parece ajena y su vista posada y aparentemente serena en la cara de su vecina Yolanda, refleja no obstante un sentimiento de angustia y asombro, y le dice, nada Yola, nada sucede, nada que yo no haya podido imaginarme, y si, claro que sabia del apagón, si por eso vine que me mataba de la oficina, quería preparar la comida….. pero esto… esto…. y mira al sobre que tiene en sus manos a la vez que lo sopesa, como si efectivamente ese sobre pesara más de lo que parece a simple vista.

¡Ay Ceci!, voy a hacerte un tilo, ¿quieres?, te veo rara, voy a mi casa y vuelvo con la taza en la mano. Tú no estas bien hoy, mi’ja, se te nota.

Cecilia se queda sola, asustada y triste. Sabe que ese sobre contiene un cambio de vida, de geografía, de biología, de psicología, de plano terrenal. Duda si esconderlo, pero sabe que no puede, que no puede jugar con el destino… y después de todo, ¿por qué ese miedo?, ¿esa angustia?, ¿a qué le teme?, ¿dónde esta su fama y convicción de mujer entera y mujer a todas?

Ensimismada en esos pensamientos, siente la puerta que se abre y automáticamente esboza una sonrisa tranquilizadora al suponer que es su vecina que le ha traído el te apaciguador.

¿Raúl, eres tú?

Raúl se asombra. Si, yo, exclama algo extrañado, ¿quién más puede ser?, ¿acaso yo no vivo aquí?, ¿acaso tú no eres mi mujer?, ¿acaso esta no es mi casa?... y se queda parado frente a ella con una mezcla de sonrisa irónica y asombro fingido. Gestos y tonos que reventaban a Cecilia y él lo sabía.

La sonrisa se esfuma del rostro de Cecilia.. y para colmo de lo inaudito una lágrima asoma en sus ojos claros y otrora serenos como un lago.

¿Qué diablos te pasa ahora?. Ella apunta con la barbilla al sobre que descansa en la mesa de centro .El le arrebata el sobre y a medida que lee el rostro se le va iluminando … ¿Sabes lo que esto significa?... exclama con alegría… ¿lo sabes?

Ella asiente. …

¿En que piensas?, ¡dime!...
Ella está pensando en maldita la hora que llegó ese sobre a su vida. Dice que no con la cabeza, lo que es decir nada. Con las manos y el cuerpo le da a entender que necesita calmarse. Su boca muda, costumbre ya.

No hay tiempo para calmarse, Cecilia, ¿no entiendes?
Mañana mismo nos ponemos para este bendito asunto. Y tú a ver si te dejas de boberas y estupideces Cecilia… que esto es como haberse ganado la lotería sin comprar la papeleta o no entiendes. ¿No entiendes que de una vez y por todas se acabó esta vida de miseria?

Después de decir estas palabras Raúl lanza un sonoro ¡!!Yes!! y eufórico agarra el teléfono y anuncia que va a llamar a los amigos todos. El mundo debe saber.

Cecilia decide irse a tomar el tilo - que bien que necesitaba en esos momentos - a casa de su vecina buscando quizás un impass para metabolizar tantas emociones y expectativas aparecidas de pronto y que iban a cambiar su vida para siempre y de un plumazo. Necesitaba serenarse. Necesitaba prepararse pronto para esta su nueva circunstancia ineludible.

Vengo ahora, voy a casa de Yola, mi amor… anuncia Cecilia conciliadora tratando una vez más de no ganarse un nuevo insulto.

Y como respuesta escucha a Raúl que en el paroxismo de la contentura exclama…

si, brothe, como lo oyes, … me llegó la visa, no, claro a los tres, a todos …. ya sabes… se acabó el sufrir y la escasez… los dioses oyeron mis suplicas… si, chico, jala pa’ca.. que esto hay que celebrarlo….. y una risotada estruendosa le cierra la puerta a Cecilia justo cuando había traspasado el umbral.

Raúl estaba feliz como nunca y Cecilia sentía que el desasosiego y la angustia la estaban agarrando por el cuello con dura mano. (continuará)

6 comentarios:

General Electric dijo...

Compañerita Solás, no pierda su tiempo. Rápido. A embalarlo todo. Y recuerde que en el aeropuerto nada más que puede chequear 20 libras. ¿Ya tienen la pasta que van a tener que soltar para el examencito médico y todo ese rollo? Es una bola de dinero... Pida un préstamo. Cuando llegue al yuma y "le llueven" los fulanos, ya podrá pagarlo con intereses. No se me momee, hágame caso...

Medea dijo...

Frigi, no te preocupes Ceci se va... no termina de refri o de hornillita electrica para turistas... ella no se va a momear... al contrario, pero no se me desespere.. aunque si, sigame alentandome a continuar la historia... eso me da animos... ya vera... ya vera... mi hacedor de duro frio...

NG la Banda dijo...

Coño pero esta Cecilia ya me esta cayendo mal! Es un saco e’ sal! Quien ha visto celebrar la salida de Cuba con tilo? Aunque en el fondo algo me dice que Raúl con todo su alarde de macho duro es impotente y que Cecilia esta así porque esta fuera de “mantenimiento”. Pa’ sacarme de mis dudas podríamos incluir un capitulo erótico, porfa? Ja ja ja Saludos NG

Medea dijo...

Ng, pero que apuro... no prejuzgues... si recien esta empezando la historia... esto no va a Prestissimo... sino a moderato... dejalo que se entone.... que quieres machucar o machacar a Ceci?... abusador...

General Electric dijo...

Apoyo al NG con su propuesta: un capítulo erótico está en orden.

Medea dijo...

a ver!!! si cuando Cecilia dijo "pin....", por poco fusilan a la autora, ahora la autora esta traumatizada... pero dejenme decirle algo... he hecho 2 posts y hay dos mas esperando... para el post 7 habra sorpresas... ay! que publico mas exigente tienes Medea...