miércoles, 21 de noviembre de 2007

La historia de Cecilia Solás(29). Una blogonovela cubana.

Capitulo 8.
Mayo 2002.
No hagas de tu cuerpo la tumba de tu alma. Pitágoras.

D’il: Mariet Guillon [mailto:Maguillon@yahoo.com.fr]
Envoyé: mercredi , Mai 2, 2002 6:15 AM
arrête: Mi Pablo Picasso [mailto:JPabloRamirez@cubarte.cult.cu]
Sujet: Mom amour

Mon cherie Picasso,

Eres mi pintor, y eres poeta también, mi poeta. Me haces feliz mon cherie con ese poema tan bello, tan avant, tan tú, dedicado a mi. ¿Será cierto? Te creo. Creo en ti, en el amor que me demostraste. ¿Cuándo vuelves?, si no vuelves pronto iré a La Habana. Viviremos juntos una segunda vida. Las gestiones para que presentes aquí en la galería de mi amigo en Lyons avanzan. Si todo continúa en la marcha para principios del verano puede ser que recibas una propuesta formal para que expongas en el invierno. Pero deberías venir pronto, por favor, amor, ven. Las gestiones son mejores en persona que por correo.

Yo también te extraño, mucho, mucho y me cuesta trabajo no verte sonreír, no hay sol sin tu sonrisa, mon amoure…

Tuya, petit Mariet

D’il:: RoseMarie Juillet [mailto: Rosmariejuille@francachet.com]
Envoyé: mardis , Mai 1, 2002 8:15 PM
Arrête: JPo [mailto:JPabloRamirez@cubarte.cult.cu]
Sujet: ¿Comment êtes-vous?

Mi JoP adorado:

Cuan alegre saber de ti, amour yo no puedo vivir sin ti. Vuelve, vuelve. Ya estoy terminando la traducción, desde que te fuiste solo hago escribir y mirar las fotos de nuestra semana en Paris. Tengo algunas dudas en cuanto a palabras que no se como mejor traducirlas. Te las envío en un adjunto. ¿Cuándo vuelves?, te esperare siempre, siempre.

Tuya, une rose est une rose est une RoseMarie
P.D. ¡Oh! que bello poema, lo he colgado en mi sala en un marco, cual un lienzo que me debes.


D’il:: Jauda Ramis [mailto:JaudaRamis@francachet.com]
Envoyé: mardis , Mai 1, 2002 11:15 PM
Arrête: Pablito [mailto:JPabloRamirez@cubarte.cult.cu]Sujet:
Sujet: En el DF

Mi chiquillo,
Estoy en Ciudad México. ¿Te embullas a venirte unos días? Te espero.
Gracias por el poema que no creo que hayas hecho para mi, pero gracias igual mi niñito eterno.

Un beso, tu siempre Jauda

Nota: Mañana veré a la editora. Parece que están interesados en tu libro de ensayos sobre la perspectiva gestalt en la pintura cubana.


D’il:: Henriette Garcette [mailto:Garcette.Henriette@franserver.com]
Envoyé: mercredi , Mai 2, 2002 11:15 AM
Arrête: Amor Amor [mailto:JPabloRamirez@cubarte.cult.cu]
Sujet: No te olvido

Mi amor, mi amor, mi amor. No puedo vivir sin ti. Esta semana que pasamos en Paris no la olvidaré jamás. Ya hace un mes y no consigo separarte de mi mente. Me levanto segura que aún duermes a mi lado. Fue solo una semana pero para mi ha sido la vida entera. Ya regresé a Meinz, pero mi alma está en La Habana contigo. Estoy planeando un viaje a verte, la Universidad me lo va a pagar como parte del programa de intercambio que te comenté. Llevaría cuando vaya una invitación para que estés una temporada como profesor invitado. Ya lo tengo hablado, causaste muy buena impresión en las conferencias que impartiste. El profesor Hendermayer también quiere comenzar un proyecto que de alguna manera te puede envolver. Yo seguiré empujando esto desde acá con todo mi corazón.

Siempre amándote tu amante Hehe


- ¿Qué lees mi diablo?

Era la voz de Magela que de improviso había entrado al estudio de José Pablo sin que él se percatara. Magela celosa . Magela amorosa cual lindo contraste. Magela que le pasa los brazos por el cuello y pone cabeza sobre cabeza intentando leer lo que se trasluce en el monitor de la computadora.

José Pablo en pirueta audaz, la toma por los hombros y comienza a besarla, obligándola a colocarse de frente a él. Solo tres minutos, solo tres, el tiempo necesario para que la computadora caiga automáticamente en modo de hibernación. Aguanta el beso tres minutos, besa y cuenta y calcula y besa y vuelve a besar. ¡Dale José Pablo que tú si puedes!, !Aplícale la quinta!

- ¿Qué me dicen?, ¿ qué preguntan? ¿qué si se reconciliaron?
- ¡Ah, si, claro que si. No lo ven …
- ¿Qué si me salté otra vez algún post?
- ¡Oh no!
- ¿Qué quieren: la escena erótica de la reconciliación?
- No… ¿Para qué?, si eso sucede cada vez que José Pablo llegaba de viaje. Lo mismo siempre.
- ¿Qué eso no se vale?
- Bueno, bueno… tampoco así… va y me embullo y les cuento algo de esta pareja que vivía jugando a las candelitas y a los “cojios”.
- ¿Que si yo me las se todas?
- ¡Ay no!, yo se menos que ustedes… pero que puedo hacer si ese día estaba allí.
- ¿Qué si soy invisible?
- Peor… soy omnipresente… al menos en esta novela. Pero les juro que no entiendo nada de lo que está pasando aquí y allá.

La tira contra el piso. Ahora si que la computadora si quiere puede quedarse despierta, ya no importa.

- Si tú no fueras mi vida completa… no me ibas a ver nunca más.
- Déjate de boberías Mag, y ya, y dime que me amas, que necesito oírlo.

La computadora en trance, Magela casi con torticolis, la pantalla apagada, los mensajes esfumados, José Pablo el vencedor, el que se las sabe todas, el que nunca pierde.

José Pablo y Magela por millonésima vez tratando de medirse en ese terreno donde no hay victoria. Donde el que gana pierde y el que siente que pierde se pierde en la duda. El ying y el yang en perversa conjunción. ¿se puede amar y odiar a la misma vez, en el mismo momento y en el mismo lugar?.

El cuerpo es la única prisión capaz de retener el alma, dicen. Y si el alma está enferma ¿la prisión hace también de hospital? (continuará)

9 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lola dijo...

Chica, verdaderamente Magela es masoquista, me da rabia ver lo come... que podemos llegar a ser las mujeres, ¿cuándo lo va a botar?

parejanoverbal dijo...

Yo, como siempre, llegando tarde a tu blog...Trate de apurarme a escribirte algo pero llegue tarde a tu entrada anterior que es muy ilustrativa de cosas muy comunes en las parejas y que son las que dan al trasto con la intimidad (que es el tema de mi ultima entrada). La secuencia que aqui te pongo es ejemplo vivo de lo que llamo “violacion de expectativas” y de lo que le sucede a una persona, en este caso la esposa, cuando ha sufrido los bajones que el esposo le da cuando con sus acciones rompe el encanto del momento de encuentro. Se crea entonces un miedo a la intimidad y la persona se resiste a ser afectada por los avances del otro, resiste a subir a un buen estado emocional porque…de ahi se ha caido antes. Ella lo dice major que nadie: Tiene miedo de dejarse llevar porque al final todo termina en sal y agua.

Secuencia:


1) En este paso se siente vulnerable y cede a la intimidad: “Pero se dio cuenta del esfuerzo y las intenciones de Hernán y no pudo evitar que unas lágrimas silenciosas demostraran a las velas, el anillo, los lirios y al mismísimo Hernán que un sentimiento profundo la embargaba. Hernán especialmente cariñoso y amoroso, y Sara preguntándose si de verdad esto pudiera ser el comienzo de algo bueno o el fin de algo malo.




2) Aqui, Hernan rompe el encuentro: En un santiamén Sara bajó a la cocina, tomó la botella de oporto y se disponía a entrar en la habitación cuando …

- No tía, no se lo he dicho, pero ya se lo diré, si seguro que vamos, descuida tía, el sábado a la una estaremos allí los dos. Si, todo bien, el anillo le encantó, bueno tía, un beso. Si, ella bajó a buscar oporto. Bueno, besos tía.

- ¿Adónde vamos Hernán?, Sara sonreía con cierta aprehensión acostumbrada como estaba a que todo se le convirtiera en sal y agua cuando menos lo esperaba.



3) Aqui, Herna actua de manera defensiva y no empatica y termina por arruinarlo todo: Pues allá tú, Sara, estoy tratando y tratando y tú no das señales de entender, ni de cooperar. ¿Sabes cuánto costó el anillo?, diez mil dólares… a ver. ¿por qué no puedes complacerme…?

4) Aqui Sara se dice a si misma “esto me paso por verraca, por haberme dejado llevar una vez mas por la esperanza…Nunca mas!”: - Pero para qué me lo compraste si me lo ibas a sacar en cara en la primera oportunidad. No quiero ir Hernán, ¿no comprendes?, me asfixian esas cosas. No está en mi. Pídeme otra cosa, lo que quieras.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

cada hombre es una jaula en la que envejece un sueño mientras crece, él es más preso.

;) t

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

mede, el qe borro el primero it was mua, porque la verdad que meti una pifia imperdonable.

buen0 eso de “violacion de expectativas”

nos vemos pandilla. t

NG la Banda dijo...

Jose Pablo alias "pito dulce" Como hace para pasarle la cuenta a 4 jevitas en solo una semana y dejarlas pidiendo agua por seña?

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Bueno es que algunas veces las mujeres NO quieren ver la realidad...algunas tenemos (o quizas me gustaria decir tienen) serios problemas de miopia en cuanto al amor y los hombres!!! Como la Magela y todas las otras novias de Juan Pablo!!!

Güicho dijo...

Me llama la atención como las comentaristas ignoran una y otra vez la fuerza del atavismo. Las mujeres enamoradas sencillamente han dejado rodar los instintos por encima del prejuicioso raciocinio.
¿Es que nunca se enamoraron, niñas?

No es masoquismo ni ceguera. El código genético dice: búscate el mejor macho posible. Y si aparece uno muy "convincente" como José Pablo -qué nombre tan fuácata, grieguita-, ya tenemos el potaje.

El tipo, por su parte, está en la misma situación. Su código le dice: búscate todas las hembras posibles. En su caso, como buen sodomita emocional, mezcla el sano instinto con la hipocresía social, y vive fingiendo y escondiendo ante las féminas.

Medea dijo...

Habia edscrito un comentario pero se lo trago la tierra. Decia mas o menos eso que Guicho apunta, poero abundaba un poco mas. Decia que Jose Pablo acostumbra a pasarse una semana con cada " candidata", ahi las evalua y ve si le pueden ser utiles, y eso es lo que marca la contin uidad o no en la relacion. Eso si, con suma discresion, es capaz de manejar varias relaciones a la vez sin que eso le haga mover ni un musculo emocional. Solo que en su actuacion se la pasa de convincente, es capza de convencerlas a todas, si les conviene que son el amor de su vida. Es un juego peligroso, pues hay quien se lo toma en serio, como le ha sucedido a Magela.