miércoles, 9 de enero de 2008

La historia de Cecilia Solás(44). Una blogonovela cubana.

Capitulo 10.
Mayo 2002. El peor ciego es aquel que no quiere abrir los ojos, aunque vea.

Esperó ansiosa la hora en que podía leer los mensajes sin sigilo, es decir ya eran pasadas las 11 de la noche.

Había respuesta de Pablito, ¡que alegría!, ¡que alivio! Y leyó voráz:

Sara, por Dios, no seas trágica. No es para tanto. Solo quise ser gracioso. En verdad no sé porqué envíe esas fotos que tanto te conmueven. Puedo deducir que de niños nos miramos todo, incluyo mi rabito y tu rajita. Quizás eso me dio la idea de enviártelas. Pero no puedo asegurarlo. Y me pareció que no era ofensivo para ti, que te ibas a burlar, que lo tomarías como un raro género de chiste. De imaginar por un instante que te jodería en lo más mínimo, no las mando, te lo juro por Leonor. Pero en verdad no te jode tanto, ¿verdad?

Que no te espanten mis fotos. Cuando esa parte de mi cuerpo era diminuta, no te espantaste, ¿a qué espantarse ahora? Y es exacto, lo que te mando es un cuento de niño. Dicho de otro modo, estaba actualizando tu conocimiento de mí. No hay ningún deseo de impresionar.
Y cómo vas a pensar que esas fotos no son mías. Me las tomó una amiga, ella misma las procesó, y me las dio así, con algo kitsch. A mí me resultan simpáticas, por eso quise compartirlas contigo.
Me llamó la atención que escogiera las fotos con el miembro como le llamas (yo prefiero decirle rabo a secas) en esa posición, y no las que me hizo con el tipo después de (¡ja! Te imagino punto menos que escandalizada a estas alturas del mensaje) Y menos mal que no seleccionó las que ha tomado tocándomelo y más, que eso si sería porno al pelo.
En realidad tengo mucha curiosidad por ver cómo está lo que me enseñaste hace tantos años. Para que borres las dudas sobre mi autenticidad, acabo de tomarme otra foto con mi Webcam donde aparecen mis dos cabezas. No es una foto profesional, como la de mi amiga, pero algo se ve. Y no me quité el pulóver porque hace mucho frío. Y fíjate, con frío y todo, a riesgo de que se me congelaran los güebos, ahí me tienes.

Acabo de responder una entrevista de la periodista alemana Uma Eters, y acabo de grabar una conversación con el escritor, también alemán, Chris Buchtoph Hans. Te adjunto ambas con la esperanza de que me veas desde otro ángulo, si los de las fotos no te gustaron, aunque no estoy seguro. Pienso que si te gustaron. Pero sino, acepta mis disculpas, aquí estoy arrodillado ante ti, mi egregia dama, solicitando tu más generoso perdón. Y os prometo que nunca jamás os mandare fotos de mi personaje favorito, así me lo implores anegada en llanto. ¿Me perdonas?

Aquí estaré postrado hasta oír de sus labios la palabra Perdón.
Suyo , José Pablo.

Sara no pudo menos que sonreírse, aun le resonaban las palabras de Hernán la noche anterior cuando le dijo “mañana vas a ser una mierda”, Y más aun al médico que le anuncio “Doña, si sigues así, no llegas al 2003”. Y pensó: “Sara quien eres tú para juzgar a Pablito, si Hernán te tiene la vida hecha trocitos por eso de querer que tú seas como no eres, ¿vas a repetir la historia? No seas intransigente que tú no eres la madre del Titán de Bronce, ni seas tan perfectista (*). Deja a Pablito que sea como es, ya él sabe que no te gustó. Dile que ya, que lo perdonas. Mejor, dile que no tienes nada que perdonar, que se te salió lo de monja clarisa que llevas dentro."

- Si, eso haré, pero mañana, hoy no sabría ni que decirle. Mejor me acuesto temprano.

Sentía tremendo alivio, conocía de sus raptos de exceso de moralidad, inculcados por la actitud tajante y austera de Hernán, más su crianza ultracatólica y agradeció la forma simpática y cumbanchera en que Pablito le había respondido. El no quería disgustarla. Quizás lo hizo de jodedor que es, quizás para ver mi reacción, quizás para saber como soy, quién sabe. Mañana le escribo, que no vaya a pensar que tengo complejo de institutriz inglesa.

Se quedó dormida en el acto. En realidad se sentía muy aliviada, y hasta feliz.

(*) nota del editor: esta palabra es pura invención del subconsciente fantasioso e ingenieril de Sara
(continuará)

10 comentarios:

Yo soy Medea dijo...

Queridos fand de Sara, Cecilia y Medea, ya regrese como algunos saben. Posteare algunas anecdotas y resennas del viaje en el blog de mis aseres queridos ... aqui continuo esta saga ..ay! que ganas tengo de que se reunan todos en la Ciudad del Mar!!!

Ivis dijo...

Welcome back, amiga Medea, ya te extrañábamos, un abrazo.

Yvette dijo...

Querida Medea, me alegro que ya estes de regreso, muchas cosas buenas para ti y tu familia en este 2008.
Un abrazo y seguimos leyendonos!

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

José Pablo, es un retrato hablado del cabroncito tropical. Ahora da un paso atrás y tira un jab de derecha con eso de la entrevista que le hicieron los alemanes, yo creo que el socio le apuesta a los contrastes. ¿Será esa su técnica? Una receta de cocina a la que le va poniendo pimienta, sal y cebolla... según convenga. ¡Ay Sara, lo que te espera!!! ;)


que bueno leerte de vuelta mede.
un abrazo de tus brohters. G.A.

lola dijo...

¡Feliz año Medea! :)) este Pablito, qué orgulloso está de su "cerebro"
y esta Sarita, ¿le mostrará a Pablito lo que quiere que le enseñe? esta novela se está poniendo muy interesante, espero que pronto continúes con la narración. Saludos!!

Anónimo dijo...

Ta comica la historia Medea jiji. Me has sacado los colores a la cara. Es que yo me pongo roja por todo. jiji. Con mis 30 y pico de anos estoy muy pura e ingenua :)). Ahora me acuerdo de esa cancion de Lolita que dice una parte ¨manchame que estoy muy blanca¨ . Esa cancion me pega a mi parece jiji. Na yo me muero pura asi. Por mucho que me ¨manchen¨ sigo pura :) No cambio. Mi primer nombre debio a ver sido Santa y mi segundo nombre Teresa.

Teresa.

Yo soy Medea dijo...

Pues Santa teresa de Calcuta, podrias ser, pero no te asustes, mi novela trata un asunto que de alguna manera nos involucra a todos, son cosas que pasan en la vida. Bienvenioda Tere, dondequiera que estes( donde estas?) y que bueno que te gusta lo que cuento... no te pierdas ... y sigue asi pura .. como el poema de Alfonsina Storni... lo conoces?

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Veo que no me he perdido demasiado...aunque la historia entre Pablito y Sara se esta poniendo caliente! ...como son las cosas con la maravilla de la tecnologia ahora caballero...quien se hubiese imaginado estas cosas hace 20 años sentados en el Malecon...
saludos,

Anónimo dijo...

Bueno Medea yo estoy en el sur de la florida. Y no, no me se ese poema. Solo he oido hablar de la autora. Sobre si me gusta o no lo que escribes te lo dire cuando lea el final :)) Espero que no pongas fotos de la rajita de Sara :)) o la cosita de pablito :)). Y bueno lo que me dices de que no me pierda...este..hare el esfuerzo de no perderme jiji. Pero te confiezo que tengo una pata adentro y la otra en la acera. :))

Teresa

Al Godar dijo...

Saludos Medea y muchos exitos en este año nuevo.
Tu novela, muy interesante: como siempre.
Al Godar