martes, 23 de octubre de 2007

La historia de Cecilia Solás(21). Una blogonovela cubana.

Capitulo 6
FlashBack a la inocencia

Atardecer en El Vedado en una de esas casonas que alguna vez fueron suntuosas mansiones y hoy escuelas. Aun Escuelas, con aulas, pupitres, ventanas, baños, agua corriente y merienda.¡Oh Escuela!

Dos niños dibujan en un papel en un aula vacía. Los recogen tarde casi siempre. Las cabezas comparten espacio y las manos caja de lápices ya raídos pero pintantes, alegres, juguetones.

- Me prestas el azul, José Pablo

- No puedo, estoy pintando el cielo, ¿no ves?

- A ver, ¡que cielo mas lindo!, ¿qué es eso?

- Son aviones, ¿no lo ves?, ¿y tú?

- Ay si que bonitos, Pinto una bailarina, ¿me das el amarillo?

- ¿Para qué?

- Voy a pintar un sol grande y después el vestidito de azul y las zapatillas

- ¿Una bailarina al sol?

- Si, ¿no te gusta?

Se sonríen, intercambian colores, los ojitos chispean, son amiguitos, son dos almas inocentes haciendo nacer un olvido.

- Oye José Pablo, mírame.

- ¿Qué?

- Mírame.

-¿Qué qué?

- Que me mires, chico.

- ¿Así?

- Si, así mismo. Ahora cierra los ojos y saca la lengua ....

- ¿Para qué?

- Que lo hagas te digo chico, ¡uf!

Y el niño obediente presenta su carita con los ojos tan cerrados que parecen solo dos guardarrayas. Y expone la lengua como esperando que un doctor le mirara la garganta por afiebrado. La niña se le acerca y a la vez saca su lengua y se la pasa golosa como si el niño fuera un caramelo

- ¿Te gusta?

- Si, ¿qué es eso?

- No se, lo vi en una película ayer, eso lo hacen los grandes. Así se besan.

- ¿Así? yo también lo he visto, pero sin sacarse las lenguas se pegan las bocas y se aprietan con los labios, rato y rato. ¿Te gustaría hacerlo?

- A mi si

- ¿Asi?

- Si

- ¿Es rico?

- Bueno

- Bueno, ¿qué?

- Si lo hacen los grandes y lo ponen en las películas debe ser rico. Si, es rico.

- Entonces somos novios

- ¿Por qué?

- Porque si, en las películas siempre es así, se besan, se hacen novios y se casan

- Entonces, ¿nos vamos a casar?

- Si. Claro.

- ¿Cuándo?

- Cuando seamos grandes, boba

- ¿Y si dejamos de vernos?

- No, ¿por qué no vamos a vernos?, siempre hay escuela.

- Los grandes no van a la escuela

- Si pero para eso falta mucho tiempo

La niña se levanta de súbito y sale corriendo asustada,

- No, mi mamá dice que las niñas no tienen novio, no y no…

José Pablo volvió a sus dibujos, se extasió haciendo las alas y la cola del último avión con más vigor y rigor. Como si en ello le fuera la vida. De pronto se sonríe pícaro y grita a todo pulmón,

- Pues si, somos novios y para siempre, ¿no ves que nos dimos un beso en la boca? Y tu mamá no te puede hacer nada, no te va a regañar. No se lo digas. Esperemos a ser grandes, ¿Me oyes Sarita?, ¿me oyes?, no te escondas…

Soltó el lápiz y con expresión traviesa empezó a buscarla por todos los rincones de la enorme casona.

La casona aun existe.

8 comentarios:

parejanoverbal dijo...

Que interesante triangulo! Jose Pablo, Sarita y su mama...Y JP como el protector?
Muy tierno.

Medea dijo...

No se, eso paso hace tanto tiempo ... creo que la mama era la voz de "lo correcto", o algo asi...

parejanoverbal dijo...

me acabas de recordar la cancion Boomerang, de habana abierta..."eso paso hace mucho tiempo...pero fue un boomerang mi corazon, no es tan facil.."

Medea dijo...

pues veras que asi mismo fue... pobre Sara!

Osvaldo Cleger dijo...

Lindo, Medea. Me trae a la mente una tarde semejante y "un besito" muy parecido

Medea dijo...

creo que es una historia bastante comun ... diria Freud ...jajajajaja!

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

En el Jardín donde pasee el preescolar había una niña llamada Tania que era mi preferida. Nos sentábamos al pie de un tiovivo y ante la risa de la 'seños' nos poníamos a hablar de como hacer para reconocernos de ya grandes.

Recuerdo como uno le pedía al otro que escribiera el nombre en su frente, en la camisa o en la cartera... no recuerdo en realidad quien lo decía a quien... pero aquel momento si es imborrable, triste y linda, aquella angustia de tener que separarnos en medio del encuentro.
Nunca hubo besos... pero aun recuerdo (borroso) el momento y aunque lo importante hoy no es encontrar a la tal Tania, lo que nunca podría perdonarme seria el olvidarle.
t
Gracias Medea.

Al Godar dijo...

Como aquella niña de 11 años que una vez me dijo que si yo la esperaba ella iba a crecer rapido para poder ser mi novia. Yo tenia 12.
Veo que no soy yo el unico romantico que se agarra a esas imagenes con tanta fuerza.
Bella tu histoia, Medea.
Y yo perdiendomelas por no haberme dado cuenta que Septiembre ya terminó...
Saludos,