viernes, 5 de octubre de 2007

La historia de Cecilia Solás(15). Una blogonovela cubana.

Año 2002.
Capitulo 4. Aromas de un mensaje

La respuesta no se hizo esperar, para Ceci fue un asombro que en menos de media hora Sara le estuviera contestando. Para Ceci pasar un email era toda una faena. Para Sara era lo mas normal del mundo estar conectada y recibir mensajes y responderlos al instante.
Ceci se había quedado conversando con Yola solo para matar el tiempo. Y claro se había desconectado. Solo antes de irse, le dijo a Yola:

- Avísame cuando haya respuesta, ¿tú crees que Sarita se demore en responderme?, si es como aquí que hay que conectarse y todo eso. …. no se como será eso allá.

- ¡Ay niña! ¡que boba eres! allá siempre están conectados, imagínate que hay líneas para los teléfonos y líneas para las computadoras, y todo el mundo anda con su celular en la mano. Sabes que mi hermana está allá y me cuenta todo, es muy distinta la vida, tan distinta como ni imaginas. Mira me voy a conectar ahora mismo por si Sara pudo responder ya.

- ¡Ay chica, que no hace ni una hora!, ¿cómo va a haber contestado?

- ¡Que te digo que la gente allá siempre está conectada!, ... deja ver.

- ¡Ah si!, andan con la computadora a cuestas como un bacalao.... en una mochila... ¡jajajaja!

- ¡Ay no jeringues, deja ver, es solo un momentico!

Yola se dispuso a establecer nuevamente la conexión, y se quedo mirando para la PC, manipulándola como experta ante la mirada asombrada de Ceci.

- ¡Mira!, ¡qué te dije!, ¡ahí la tienes!

Y más asombrada aún, Ceci comenzó a leer:

From: Sara Llogat <sara.llogat@yahoo.com>
To: Gustavo Marrero <gmarrero@islamia.com>
Sent: Wednesday, September 3, 2004 6:52:14 PM
Subject: Re: De tu amiga Cecilia

Ceci hermana, gracias a Dios ¿pero no te han dado mis recados?, te he mandado mil mensajes con cuanta gente supe que te conocía y tenia su email. Había oído algo que venias, pero me extrañaba tanto que no hubieras contactado conmigo. Y te llamaba por teléfono y nada, ¿cambiaste el número?, si es así mándame el nuevo.

Bueno amiga, me alegro que vengas, así no estaré tan sola. Ya te contaré cuando nos veamos, que va a ser pronto pues viajo a la Ciudad del Mar para el 20 de noviembre y si por casualidad te fuiste pues ya nos habremos visto aquí, sino espérame y te explicaré muchas cosas que te conviene saber de esto por acá, para que no te pase como a mi.

Los muchachos grandísimos y muy estudiosos, por suerte, son mi mayor tranquilidad. Y Hernán, si lo ves no lo conoces, si ni yo misma lo conozco. ¡Deja que se enteren de la llegada de ustedes!

Un abrazo fuerte, y dime en que puedo irte ayudando desde ya. ¡Ah! Y si lo necesitan cuenten con mi casa, hasta que puedan acotejarse ustedes en lo suyo.

Sabes que ustedes son para mí una familia más que de sangre, cuéntame de Raúl y de Gabrielito.

Los quiero, Sara

- Ay Yola, le voy a contestar ahora mismo. ¡Dice que llega el 20!, ¡Sara, regresando! ¿vendrá sola?, nada dice, !que raro!, ella no tiene familia aquí. Bueno, no directa. ¿a qué viene?. Cuando se fueron Hernán dijo que no iban a regresar ni de visita, me acuerdo como si fuera hoy. Que poniendo un pie en el avión esto aquí lo borraba para siempre de su vida. Así mismo dijo. Todo el mundo le cayó encima, si hasta Sarita le puso mala cara. !Sarita que siempre le reía todas las gracias! ¡Ay muchacha si Sarita ve por los ojos de Hernán!, que va Yola, tengo que preguntarle a qué viene. Ahora mismo le escribo.

- Dale Ceci. Mira voy a preparar un cafecito. Acomódate ahí y escríbele con calma, si no hay prisa. Pregúntale todo lo que quieras, y no dejes de contarme.

(continuará)

10 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Medea, como me gustó ese paralelo entre vivir conectado y desconectado, de paso lo empatas con la percepción o el sentido del tiempo, que para el cubano que vive fuera de Cuba adquiere otra velocidad, sin embargo para el que quedó en la isla se resume a un amontonamiento de días donde uno tiende a prorrogar sus esperanzas indefinidamente.
No sé si te acuerdas de aquel saludo que se hizo popular por allá por los noventas
–Aquí, esperando... –
Esperando... siempre esperando, porque en Cuba suele vivirse en medio de un presente continuo, donde todo va cambiar pero al final nada cambia.

Saludos, T.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Medea hay descarga en casa del caminante hoy viernes a partir de las 9:00pm.
¿Qué te parece el domingo próximo, abrir la función por la tarde en tu TEATRO-BLOG?


nos vemos hoy, pero por seguro mañana en el teatro para ver
AROMAS DE UN VIAJE.

Medea dijo...

Si, queria dar esa idea, pero en acciones.. ay! ustedes me malcrian... ya hasta me siento novelista... pero sabes, ojala que si que algo cambie y que sea para bien... seria lo mejor que podria pasarnos a todos los errantes y erraticos...

Bueno, el domingo diganme la hora.. y alli estare ... me encantaria... me parece buena idea.

En cuanto al Teatro se me ha ocurrido una idea pero mejor te la paso directo y asi comentamos y lo preparamos. Voy a escribirte.

Osvaldo Cleger dijo...

Disculpa que pedagogee (el verbo no existe, lo sé) ya medio que me regañaron por hacerlo :0), pero qué se le puede hacer a un collar que se deshoja...?

Veo que ya introdujiste el primer paralelo entre "el aquí" y "el allá", como es de esperar, ese va a ser el leitmotiv en la segunda parte, cuando Ceci llegue al Monstruo... es algo inevitable en un testimonio de emigración. Coincido con Tony... el paralelo de la conectividad es bueno... Imagino que habrá otros: el ritmo de vida..., los nuevos estandares de consumo, el primer llanto en un supermercado, etc... eso por lo que todos los que estamos aqui pasamos de un modo u otro.
Me gusta que cambies el formato de vez en cuando y que calles al narrador en tercera persona... Ese narrador cuando aparece mucho le da un tufo tradicional y demodé al relato... callarlo y dejar que hable alguien en primera persona o que haya un monólogo interior o que aparezcan documentos directos de la realidad es un buen modo de verter modernidad sobre la facturación del texto...
Otra cosa: veo que insistes en los títulos con gerundios: "oliendo", "tirando".. no quiero reincidir en el tema, pero si te lo agarra un editor no te lo dejará pasar... y con razón...
Bueno, Medea, disculpa, nuevamente, que "pedagogee", lo hago porque me has pedido antes la opinión, pero si prefieres un bombochíe también puedo darlo, de hecho lo hago de todo corazón, de vez en cuando y de cuando en vez

saludos

Medea dijo...

Osvaldo tus observaciones, consejos o como quieras llamarle siempre son " more than welcome". Estoy tratando de narrar una historia de sentimientos, de aprendizaje, exponer la experiencia por la que se pasa cuando uno se enajena, eso trato de hacer. A veces me sale mejor, y otras no, estoy tratando de aprender con esto. Para mi no es facil. primero me viene la inspiracion, despues tengo que cotejarlo con la trama, y poner las semillas de lo que quiero ir contando, a ver si crece un arbol frondoso y no un zarzal.

Es cierto lo de los subtitulos, hasta he pensado en quitarlos, pero no, tratare de ser mas original en esto, pero si supieras es lo que mas trabajo me cuesta.

Osvaldo Cleger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Osvaldo Cleger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Osvaldo Cleger dijo...

Medea,

lo más bonito de todo esto es precisamente ver el proceso. Imagínate que Carlos Fuente o Ricardo Piglia nos dejaran entrar a su escritorio y ver las páginas que garabatearon durante la noche... sería interesantísimo... pero no, ellos no harían eso, pues sus formaciones y prejuicios como escritores "ilustrados" no les permiten enseñar sus tanteos.. incluso cuando juegan a que te muestran un fragmento no acabado todo ha sido estetizado tremendamente... no hay verdadera inmediatez entre el producto que ofrecen y sus desvelos en el escritorio...
Las ficciones caseras, como esta que vas sacando, descansan en la idea de que los lectores puedan ver los tanteos, los logros, los desbalances... eso es muy bonito... tener acceso a todo el proceso... es un concepto postilustrado que mucha gente todavía no entiende. Sobre todo los intelectuales. Pero el lector de a pie ni siquiera se preocupa por eso: disfruta la lectura y disfruta incluso los desperfectos que, aunque no pueden identificar, intuyen...
Sigue dándole... que por este camino, creo yo, es que se están labrando las ficciones del futuro. En ellas "el proceso", el acceder al "espectáculo en vivo" como lo llama Hernán Casciari es lo más importante

Medea dijo...

Si tienes razon. Acumulo algunas experiencias en haber visto borradores de " ilustrados", y es asi como dices... ya tienen un alto nivel estetico. Y siempre me pregunte si era que dada su capacidad intelectual cuando empezaban ya lo hacian en tamanna tesitura. Despues llegue a la conclusion de que hay cosas que se cocinan en la mente, si, claro, en el intelecto, y esta tan arraigado que solo salen a la luz cuando ya han sido cocinadas, aunque se presenten como crudas. Ummm! una crudeza muy sazonada siempre pensaba yo.

Creo que si, que esto es distinto, he pensado un poco y se acreca mas a lo que se conoce como una instalacion o un performance... no te parece?, no les parece?

Me interesa narrar la historia, pero tambien buscarle el sentido a lo que hago, la formula, el metodo. Ya veremos. Gracias por el impulso.

GaviotaZalas dijo...

hola estoy dando una vuelta por casa tuya,,,buen fin de semana a todos